Biden y el papa Francisco intercambiaron elogios previo al G20 y la COP26

·5 min de lectura

El presidente de EE. UU., Joe Biden, se encontró con el papa Francisco este 29 de octubre, previo a la cumbre del G20, que iniciará el sábado en Roma. En las últimas horas, el pontífice emitió un mensaje en el que urgió a los líderes mundiales a “tomar acciones radicales” contra el calentamiento global. El G20 también pondrá el foco en la recuperación pospandemia, antes de que los líderes mundiales se dirijan a la cumbre climática COP26, que comenzará el 31 de octubre en Glasgow, Escocia.

La lucha contra el calentamiento global, la recuperación económica pospandemia y la pobreza marcarán la agenda de la cumbre del G20 en Roma, entre el 30 y 31 de octubre.

Este 29 de octubre, justo después de su llegada a la capital italiana para el primer encuentro en persona de los líderes del Grupo de los Veinte, desde que irrumpió la emergencia sanitaria del Covid-19, el mandatario estadounidense Joe Biden se dirigió al Vaticano para reunirse con el papa Francisco, con el que coincide en una serie de prioridades a tratar.

Biden agradeció al papa "por su defensa de los pobres del mundo y aquellos que sufren de hambre, conflictos y persecución (...) Alabó el liderazgo de religioso en la lucha contra la crisis climática, así como su defensa para garantizar que la pandemia termine para todos a través del intercambio de vacunas y una recuperación económica global equitativa", informó la Casa Blanca al término de la reunión privada que duró alrededor de 75 minutos.

El encuentro, el primero en 50 años de un presidente católico de Estados Unidos con el papa, también se produjo en medio del escrutinio de la Iglesia a las políticas de Biden a favor del derecho al aborto. Un asunto que ha vuelto a estar en el ojo del huracán por las reformas impulsadas en Texas para restringir la interrupción voluntaria del embarazo.

El respaldo del mandatario estadounidense ha llevado incluso a algunos obispos estadounidenses a señalar que al presidente se le debería negar recibir la hostia, un ritual de las misas católicas. Este asunto será discutido por los religiosos en una convención, en Baltimore, en tres semanas.

Pero este viernes, el jefe de Estado señaló que el aborto no fue abordado de forma directa. “Acabamos de hablar sobre el hecho de que estaba feliz de que fuera un buen católico y que debería seguir recibiendo la comunión”, afirmó Biden como una aparente señal de apoyo de Jorge Bergoglio, pese a las controversias en su país.

La reunión también tuvo lugar justo horas después de que el pontífice emitiera un mensaje grabado en el que urgió a los dirigentes políticos a “tomar acciones radicales” contra el cambio climático.

Los responsables políticos reunidos “son convocados con urgencia para dar respuestas efectivas a la actual crisis ecológica y, de esta forma, ofrecer esperanzas concretas a las generaciones futuras. Y vale la pena repetir que cada uno de nosotros, sea quien sea y dondequiera que estemos, puede desempeñar nuestro papel en el cambio de nuestra respuesta colectiva a la amenaza sin precedentes del cambio climático y la degradación de nuestra casa común”, afirmó el líder del Vaticano.

El encuentro es solo el preludio de un maratónico viaje diplomático de cinco días que será crucial no solo para Biden, sino también para el resto del planeta.

Estos son algunos de los principales retos pospandemia que serán abordados en la cumbre del G20:

La crisis energética

Los representantes de las economías más grandes del mundo discutirán en torno a un contexto pospandémico en el que las desigualdades son cada vez más crudas y los problemas en la cadena de suministro y el aumento de los precios de la energía eléctrica amenazan a varios países, incluidos los más desarrollados.

Es una oportunidad para el diálogo sobre los altos precios del petróleo y el gas, ya que participan delegaciones de los principales productores de energía, Arabia Saudita y Rusia, los principales consumidores de Europa y China, y Estados Unidos.

“Quizás lo más importante que podría hacer el G20 es decirles a los principales proveedores de energía que deben pensar en su futuro”, afirmó Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg Bank.

La Casa Blanca señaló que Biden tiene la intención de comprometerse con otros jefes de Estado en cuanto a los precios de la energía, con el petróleo atravesando su mayor costo en siete años en EE. UU. –a más de 84 dólares por barril– y el índice de referencia internacional del crudo Brent alcanzando un máximo, en tres años, de más de 86 dólares.

“Definitivamente estamos en una crisis energética, no hay otra forma de decirlo”, sostuvo Claudio Galimberti, vicepresidente senior de análisis de Rystad Energy y experto en la demanda del mercado petrolero.

Pandemia y recuperación económica

Con relación a la recuperación económica, el Fondo Monetario Internacional asegura que la máxima prioridad para la recuperación es sencilla: acelerar la vacunación de la población mundial. Sin embargo, es posible que la cumbre de Roma sea insuficiente para concluir una gran cooperación en materia de inmunización.

Los países del G20 han respaldado el intercambio de vacunas a través del programa COVAX de la ONU, pero el mecanismo no ha logrado aliviar la grave escasez en los antídotos en las naciones pobres.

Las dosis donadas llegan a una mínima fracción de lo que se necesita. La semana pasada, una investigación de People´s Vaccine Alliance reveló que solo el 14% de los fármacos prometidos por las potencias han llegado a los países más pobres.

Todo en momentos en que las naciones desarrolladas se enfocan en las terceras dosis de refuerzo para sus propias poblaciones.

Por lo pronto, los funcionarios de salud y finanzas se reúnen este viernes en Roma, antes de que los presidentes y primeros ministros lo hagan el sábado y el domingo para tratar de avanzar en la solución de las mayores preocupaciones.

No obstante, los líderes de los principales actores económicos, China y Rusia, no estarán presentes en el G20. Aunque anunciaron que participarían de forma virtual, su aparente aislamiento podría no ser un buen pronóstico para la cooperación, especialmente en cuestiones energéticas.

El calentamiento global también ocupará un lugar central, especialmente antes de que comience la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 26, el domingo en Glasgow, Escocia.

Con Reuters, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente