Antes de Biden-Putin, Ginebra fue escenario del encuentro Reagan-Gorbachov

·3 min de lectura

Noviembre de 1985, Ginebra. A pesar del frío, el histórico encuentro entre los líderes de Estados Unidos, Ronald Reagan, y soviético, Mijail Gorbachov, propició una distensión que vuelve a la memoria de cara a la cumbre entre Joe Biden y Vladimir Putin.

"El ambiente era distendido, la gente había venido a olvidar la Guerra Fría. Cada uno había preparado su pequeño número para seducir al campo contrario. Todos nosotros estábamos conscientes de que era un momento histórico", recordó el entonces corresponsal de AFP, Didier Lapeyronie.

Las cosas comenzaron con problemas. Con el frío reinante en Ginebra, un soldado que participaría en la rendición de honores cayó desvanecido instantes antes de la llegada de Reagan a uno de los sitios de la cumbre.

Seis años antes del colapso de la Unión Soviética, la cumbre de Ginebra de 1985, que se extendió por tres días y fue cubierta por 3.500 periodistas, tenía por tema la desescalada armamentista entre las dos superpotencias de la época, con la esperanza de mejorar las relaciones este-oeste.

El periodista Nicolas Burgy, quien cubrió para AFP la llegada del presidente estadounidense al aeropuerto de Ginebra, recordó la "alegría", el ambiente "distendido" que había.

Una de las imágenes que perdura es la de los dos dirigentes, muy sonrientes, conversando cerca de una chimenea como dos amigos.

La misma cordialidad la mostraron las primeras damas Raisa Gorbachov y Nancy Reagan, quienes conversaron alrededor de un té bajo la mirada de los fotógrafos.

Marie-Noëlle Blessig, corresponsal de AFP que cubrió a las primeras damas, recuerda cuando la esposa de Gorbachov llegó a la sede de las Naciones Unidas en Ginebra para "saludar al personal de la ONU, donde fue aplaudida ruidosamente".

Otra señal de deshielo fue el primer apretón de mano, que duró siete segundos, entre Reagan y Gorbachov frente a la Villa Fleur d'eau, una edificación de fines del siglo XIX a la orilla del lago Leman.

El acontecimiento tuvo lugar frente a las cámaras y numerosos periodistas congelados que esperaban desde mucho antes en el jardín.

- "A gusto" -

Como los estadounidenses habían escogido esta casona como su cuartel general, Reagan llegó primero para recibir a Gorbachov "con la apariencia de una gran amabilidad", contó Claude Smadja, exjefe de redacción adjunto de la Televisión Suiza TSR, testigo de ese momento histórico.

"En seguida se vio el lado muy americano, muy californiano de Reagan al apretar la mano de Gorbachov, le puso la otra mano en el hombro para llevarlo adentro intercambiando sonrisas. Los dos querían mostrar que estaban a gusto", comentó.

Christiane Berthiaume, corresponsal de Radio Canada en aquel entonces, entendió el significado de ese instante cuando llegó el líder soviético.

"Ningún periodista le hizo una pregunta al salir del vehículo. Nos quedamos de boca abierta, era impresionante, era la señal de que la Guerra Fría, un período marcado por el miedo, llegaba a su fin", comentó.

Dada la importancia de lo que estaba en juego, las dos delegaciones impusieron un cierre total a las informaciones a la prensa hasta el fin de la cumbre.

"De hecho, a pesar del buen ambiente el contacto fue muy severo. Las posiciones de una parte y la otra estaban muy distantes", observó Claude Smadja, quien también fue director general del Foro Económico Mundial.

Suiza también estaba plenamente consciente del foso que separaba a las dos potencias, al punto que Walter Fust, entonces asistente personal del presidente suizo Kurt Furgler, le escribió "dos discursos diferentes de bienvenida, tomando en cuenta las culturas diferentes".

Fust contó a AFP un detalle que ilustró la diferencia entre las delegaciones: "Los participantes rusos llegaron en formación y muy disciplinados. Los americanos eran menos disciplinados para moverse bajo el orden protocolar y seguir las instrucciones".

apo/vog/mas/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente