Biden contra Trump: cómo un presidente rompe con su predecesor en solo 100 días

Laura Riestra
·Hard News Editor
·2 min de lectura
Imagen de archivo de Joe Biden en la Casa Blanca (Photo: Pool via Getty Images)
Imagen de archivo de Joe Biden en la Casa Blanca (Photo: Pool via Getty Images)

Cien días con Joe Biden o cien días sin Donald Trump. Se mire cómo se mire, la realidad es que Estados Unidos no es, ni de lejos, el mismo país que hace un año. Esta simbólica marca que analiza los primeros pasos dados por un nuevo presidente estadounidense, en estos tiempos que corren es, cuanto menos, toda una declaración de intenciones del actual líder de EEUU. Porque lo que ha hecho el nuevo inquilino de la Casa Blanca durante este periodo ha sido justo eso: acabar con todo lo que su predecesor quiso impulsar, marcar distancias y, ante todo, cumplir con lo prometido en campaña. O dicho de otra manera: en estos cien días ha hecho todo lo que Trump no hizo en ese mismo plazo cuando tuvo la oportunidad.

Durante su campaña presidencial en 2016, Trump prometió por activa y por pasiva que en sus primeros 100 días derogaría el ‘Obamacare’ (la reforma sanitaria de Obama), construiría un muro en la frontera con México o que se dedicaría a nombrar sólo a jueces con tendencias conservadoras. Pero no hizo ninguna de estas cosas. Eso sí, sembró un caos sin precedentes en la Administración a base de, por ejemplo, vetar la entrada de refugiados e inmigrantes de varios países musulmanes a EEUU, o de gestionar nefastamente la dimisión de su asesor de seguridad nacional en mitad del escándalo por presuntos contactos con funcionarios rusos.

Frente a ese caos, llegó la experiencia y la calma de Biden, que pasó de las palabras a los hechos: cumpliendo con lo prometido, empezando por borrar de un plumazo la herencia más polémica de Trump. Cuando sólo habían pasado cinco horas desde que había jurado como el presidente número 46 de Estados Unidos se sentó en su escritorio del despacho oval y firmó diecisiete órdenes ejecutivas y un p...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.