Biden asegura que la evacuación de Kabul es "de las más difíciles de la historia"

·2 min de lectura
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho este viernes que la evacuación desde Kabul es “una de las más grandes y más difíciles de la historia” en medio de las caóticas escenas en el aeropuerto de la capital afgana, donde miles de personas intentan salir del país tras la llegada de los talibanes al poder.

Además, el presidente de EEUU ha señalado que su país va a hacer todo lo posible para evacuar de forma segura a sus aliados y socios afganos, así como a otros ciudadanos que estén en riesgo en Afganistán.

Por otro lado, Biden ha emplazado la próxima semana una “reunión especial” del G7 sobre Afganistán para coordinar un “enfoque unificado”. Esta semana, los ministros de Exteriores del grupo sostuvieron un reunión en la que remarcaron la importancia de la coordinación de la comunidad internacional en medio de la caótica retirada de las tropas del país asiático.

“Tenemos un misión increíblemente difícil que cumplir (...) es una de las evacuaciones más grandes y difíciles de la historia”, ha reconocido el mandatario, quien estuvo acompañado por su vicepresidenta, Kamala Harris, y el secretario de Estado, Antony Blinken.

Biden ha resaltado el “enorme” desafío logístico y salió al paso de las críticas acerca del bloqueo por parte de los talibanes a la llegada al aeropuerto de afganos que colaboraron con las fuerzas estadounidenses, pese al compromiso alcanzado con los insurgentes, según Washington, de ofrecer un corredor seguro.

En este sentido, ha remarcado, “vamos a hacer todo lo posible, todo lo que podamos para ofrecer una evacuación segura a nuestros aliados y socios afganos, así como a los afganos que puedan ser perseguidos por su relación con EE.UU”.

Además, Biden aseguró que las fuerzas de EE.UU. sacarán de Afganistán a todos los estadounidenses que quieran regresar a casa.

También ha insistido en la necesidad de concentrar la presión internacional sobre los talibanes respecto al trato que dan a los afganos, y en concreto a las mujeres y niñas, ante la inquietud generada por la llegada de los fundamentalistas al poder.

EE.UU. inició la retirada de sus tropas de Afganistán en mayo pero se ha visto obligado a acelerar la evacuación de los estadounidenses que quedan en Afganistán y de sus aliados tras el rápido avance de los talibanes, que el pasado domingo tomaron Kabul y controlan casi todo el país tras la huida del hasta ahora presidente afgano, Ashraf Ghani.

Además, EE.UU. ha tenido que mandar refuerzos militares para garantizar la seguridad del aeropuerto, después de la caída de la capital en manos de los insurgentes, algo que tomó por sorpresa a Washington.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente