Biden pacta con la Unión Europea y un centenar de países reducir las emisiones de metano un 30% en 2030

·2 min de lectura

Joe Biden ha anunciado un acuerdo mundial, de 103 países, a su propuesta de reducir las emisiones de metano en un 30% de aquí a 2030. Este acuerdo, aunque no es vinculante, es una de las grandes noticias que deja la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) en Glasgow, que arrancó este lunes.

Según el último informe del IPCC —el panel internacional de expertos encargados de sentar las bases científicas sobre el cambio climático—, el metano es responsable del 25% del aumento de la temperatura global registrado en el planeta desde la era preindustrial.

El proyecto desarrollado por el Gobierno de EEUU y acordado con la Unión Europea incluye una serie de normas sobre la perforación para la obtención de petróleo y gas, así como oleoductos ―sector responsable del 30% de las emisiones en el país―, tal y como ha detallado la Casa Blanca en un comunicado.

“Al abordar las emisiones de metano, estimular las innovaciones y apoyar la agricultura sostenible, el presidente Biden anuncia hoy pasos que impulsarán la economía de energía limpia de Estados Unidos y crearán empleos bien pagados”, han expresado miembros del Ejecutivo desde Washington.

“Juntos nos estamos comprometiendo de forma colectiva a reducir nuestras emisiones de metano un 30 por ciento en 2030 y creo que realmente podríamos alcanzarlo”, ha valorado este martes Biden, tras subrayar que EEUU estaba de vuelta a la mesa de negociación y pidió perdón por que la administración que le precedió, la de Donald Trump, retirase a su país del Acuerdo del Clima de París.

Ampliar y fortalecer las regulaciones ya existentes

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha precisado que propondrá ampliar y fortalecer las regulaciones ya existentes sobre nuevas instalaciones. Según el Gobierno, con esta nueva normativa la EPA busca reducir las emisiones de metano en, aproximadamente, un 75%. En el mismo comunicado, la Casa Blanca también reconoce un mayor esfuerzo para penalizar la liberación o quema del exceso del gas.

Así, hace referencia a una tarifa para las empresas petrolíferas y de gas que emitan metano por encima de un umbral estipulado. Del mismo modo, se destinarán 775 millones de dólares ―casi 668 millones de euros― a subvenciones para ayudar y fomentar que las empresas se mantengan por debajo de dicho tope, apunta la cadena CNN.

“La tarifa y las reglas deben ser herramientas complementarias (...) Las reglas son críticas porque, si se diseñan correctamente, garantizan reducciones integrales en todos los ámbitos. La tarifa tiene la capacidad de aumentar las regulaciones al generar reducciones más rápidas y potencialmente adicionales”, ha señalado el líder del Fondo de Defensa Ambienta, Jon Goldstein.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente