Biden anuncia nuevas medidas para luchar contra el avance de Ómicron en EE. UU.

·4 min de lectura

Como parte de la lucha para hacer frente al incremento en los casos de Covid-19, provocados en su mayoría por la variante Ómicron en el país, el presidente de Estados Unidos anunció la apertura de sitios federales para la vacunación de los ciudadanos, al tiempo que destinó unas 500 millones de pruebas caseras que estarán disponibles para los habitantes a partir del mes de enero.

Un día después de que autoridades de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) informaran que la variante Ómicron pasó a ser la dominante en Estados Unidos, el presidente Joe Biden dio a conocer la ofensiva para controlar la enfermedad.

“No, esto no es marzo de 2020 (…) Doscientas millones de personas están completamente vacunadas”, dijo Biden el 21 de diciembre a un grupo de periodistas en la Casa Blanca.

El mandatario alertó, durante su intervención, sobre los riesgos que afrontan uno de cada cuatro estadounidenses por el virus.

Las medidas anunciadas por el jefe de la Casa Blanca incluyen la activación del personal médico militar, que será desplegado para apoyar a los hospitales que ya están abrumados por pacientes con Covid-19 en algunas áreas.

Biden ha sido criticado por centrar su respuesta a la enfermedad en la vacunación, en detrimento de las pruebas y el uso de mascarillas. Asimismo, ha sido cuestionado por subestimar el impacto del movimiento antivacunas en el país.

Las nuevas medidas gubernamentales no serán completamente implementadas antes de las festividades de Navidad, lo que llevará a muchos estadounidenses a buscar, por su cuenta, pruebas para detectar el Covid-19 antes de las reuniones y los viajes, esto en medio de la confusión sobre si es seguro seguir adelante con sus planes de fin de año.

La variante Ómicron, detectada por primera vez el mes pasado en Sudáfrica, está provocando que los casos se dupliquen, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero, por el momento, se desconoce si Ómicron causa una enfermedad más grave que la variante Delta.

De acuerdo con los últimos datos en Estados Unidos, Ómicron representa en la actualidad el 73% de todos los casos nuevos registrados en el país.

Larga espera para la toma de pruebas

El rápido aumento de los contagios está perturbando la vida en todo el país una vez más. Esto ha provocado la cancelación de eventos que van desde espectáculos en Broadway, hasta el deporte profesional.

El 20 de diciembre, la Liga Nacional de Hockey (NHL por sus siglas en inglés) y su sindicato de jugadores, acordaron posponer todos los juegos hasta después de Navidad debido al brote en el equipo Washington Capitals.

En Nueva York, Washington y otras ciudades de Estados Unidos, se han observado largas filas para la toma de pruebas de Covid-19. "Si no lo hago, podría arriesgarme a contagiar a mi familia, y no quiero hacer eso", dijo Ronald Tives mientras hacía fila para hacerse la prueba en Farragut Square, en Washington, el 21 de diciembre.

El lanzamiento de pruebas rápidas caseras se suma al plan de Biden anunciado a principios de este mes que pedía, entre otras cosas, a las aseguradoras de salud, que proporcionaran kits de prueba sin costo a las personas con cobertura, un plan que también se espera inicie en enero.

La administración abrirá varios centros de pruebas federales, comenzando en la ciudad de Nueva York antes de Navidad, dijo Biden. “Se abrirán más sitios federales de vacunación y pruebas en todo el país en áreas de gran demanda y cuando lo soliciten los funcionarios locales y estatales”, agregó el mandatario.

Anthony Fauci, principal asesor médico de la Casa Blanca, dijo que las autoridades también consideran reducir el tiempo recomendado de cuarentena de 10 días para las personas infectadas, esto para ayudar a las personas asintomáticas a regresar al trabajo o la escuela.

100 dólares por recibir el refuerzo en Nueva York

Con el aumento de nuevos casos, los funcionarios locales están tomando medidas para alentar la vacunación, que incluyen el refuerzo, aumentar las pruebas y las medidas de mitigación.

En este sentido, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, anunció un incentivo de 100 dólares para los residentes que reciban un refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 en los sitios administrados por la ciudad para fin de año.

Biden ha manifestado que la variante Omicron es tan contagiosa que infectará a los estadounidenses vacunados, pero que será menos probable que se enfermen de gravedad.

El presidente estadounidense le dijo a los ciudadanos que aquellos vacunados, que siguen la normativa sobre el uso de mascarillas, especialmente mientras viajan, deben estar tranquilos para celebrar las fiestas.

Los nuevos casos de Covid-19 aumentaron un 19% en Estados Unidos la semana pasada y han aumentado 72% desde principios de diciembre, según el recuento de Reuters.

El 20 de diciembre se informaron casi 283.000 nuevos contagios, la mayor cantidad de casos nuevos en un solo día desde el 3 de septiembre, aunque algunos estados informan sobre varios días sus resultados de pruebas.

El número de pacientes hospitalizados con la enfermedad ha aumentado un 27%. Desde que comenzó la pandemia, se han reportado más de 51 millones de infecciones y 810.000 muertes relacionadas con la enfermedad en Estados Unidos.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente