Berlín admite que, en caso de emergencia, trabajarán sanitarios en cuarentena

Agencia EFE
·2 min de lectura

Berlín, 13 nov (EFE).- El Gobierno alemán admitió hoy que, en caso de emergencia por escasez de personal, deberán trabajar los enfermeros y resto de sanitarios que se encuentren en cuarentena por haber estado en contacto con contagiados, con las debidas medidas de protección para evitar nuevas infecciones.

"Nos ceñimos a la recomendación del Instituto Robert Koch (RKI), según el cual ese personal debe aislarse y quedar en cuarentena, siempre que la situación lo permita; si no es así, deberá trabajar", indicó el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

El Gobierno alemán se ciñe "siempre" -recordó el ministro- en su estrategia frente a la pandemia en los criterios de ese instituto -el RKI-, competente en la materia en Alemania. También en lo que se refiere a una "eventual" necesidad de recurrir a ese personal, añadió Spahn.

La falta de enfermeros y auxiliares sanitarios es el principal problema ahora mismo en Alemania, donde pese al aumento de contagios diarios hay suficientes plazas hospitalarias en las ucis.

Spahn hizo esta apreciación en una comparecencia ante los medios para presentar el balance de la estrategia conjunta elaborada hace dos años por los ministerios de Sanidad, de Trabajo y de la Familia para mejorar las condiciones de trabajo de ese sector profesional.

El titular de Sanidad, de la Unión Cristianodemócrata (CDU), como sus colegas de Trabajo y la Familia -los socialdemócratas Hubertus Heil y Franziska Giffey-, coincidieron en que se ha avanzado mucho, pero sigue habiendo déficit para un sector profesional que la pandemia ha evidenciado como puntal de la sociedad.

NUEVO MÁXIMO DIARIO

El Gobierno federal y los poderes regionales acordaron a finales de octubre un parón parcial de la vida pública, que implica el cierre en noviembre de la gastronomía, el ocio nocturno y el deporte en espacios cerrados, además de la limitación de contactos.

El próximo lunes, la canciller Angela Merkel y los líderes regionales tienen prevista otra reunión para evaluar la situación, pero no se espera que haya una flexibilización de esas medidas, vista la evolución de la pandemia.

El RKI reportó este viernes un nuevo máximo diario de 23.542 contagios con coronavirus en las últimas 24 horas, 1.676 más que ayer. El total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero se sitúa en 751.095, con 12.200 muertos, 218 en las últimas 24 horas.

En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en siete días se sitúa en 140,4 casos por cada 100.000 habitantes. Según las pautas del RKI, a partir de 50 contagios por 100.000 habitantes en una semana se está en zona de riesgo.

(c) Agencia EFE