El beneficio neto de HSBC cae un 35% en 2020

·1 min de lectura
Varias personas con mascarilla pasan frente a un logotipo del banco HSBC el 21 de septiembre de 2020 en Hong Kong

El gigante bancario HSBC anunció este martes que su beneficio neto cayó un 35% en 2020 y se comprometió a acelerar su reorientación hacia el mercado asiático, pese a las tensiones entre China y Estados Unidos, en un contexto marcado por la pandemia.

El beneficio neto anual fue de 3.900 millones de dólares, frente a los 5.900 millones de hace un año, un retroceso que se debe en parte a pérdidas crediticias y gastos por depreciación más altos de lo esperado.

"La pandemia afectó inevitablemente a nuestro resultado financiero en 2020", dijo el presidente del grupo, Mark E Tucker.

"El parón de la mayor parte de la economía mundial en el primer semestre provocó un fuerte aumento de las pérdidas crediticias y las bajadas de las tasas de interés redujeron el volumen de negocio de los sectores sensibles a la evolución de los intereses".

Estos resultados se producen cuando el gigante bancario, que siempre ha tenido un pie en Europa y el otro en Asia, ha optado por reforzar su presencia en Asia.

El banco ha decidido suprimir 35.000 puestos de trabajo y reducir su tamaño en Estados Unidos y Europa.

"Tenemos la intención de centrarnos más en las áreas donde somos más fuertes, aumentar y acelerar nuestras inversiones, y seguir avanzando en la transformación de nuestros sectores de bajo rendimiento", reafirmó el martes el comunicado.

El banco mencionó sus mercados en el sudeste asiático, así como Singapur, China, Hong Kong y Oriente Medio.

HSBC obtiene el 90% de sus beneficios en Asia, donde tanto China como Hong Kong son mercados cruciales.

jac/ybl/erl