El beneficio de Kering cayó un 38,6 % en 2020

Agencia EFE
·2 min de lectura

París, 17 feb (EFE).- El gigante francés del lujo Kering, dueño de marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció este miércoles que sus beneficios anuales cayeron un 38,6 % hasta los 1.972,2 millones de euros, tras haber limitado la bajada en el cuarto trimestre.

La empresa señaló en un comunicado que sus ventas se contrajeron en un 17,5 % hasta los 13.100,2 millones en un año marcado por la pandemia, mientras que el resultado operativo corriente fue de 3.135,2 millones, un 34,4 % menos.

Todas las principales marcas del grupo redujeron las ventas excepto Bottega Veneta, que las subió un 3,7 % hasta los 1.210,3 millones, gracias al crecimiento del 18 % registrado en el segundo semestre, impulsado por los mercados asiáticos y por la venta a distancia.

Gucci, el principal aporte a su volumen de negocio, vio reducir sus ventas un 22,7 % hasta los 7.440,6 millones, aunque la caída se frenó en el segundo semestre, cuando fue del 5,9 %, también gracias al resultado en China, que compensó el cierre de tiendas por la pandemia.

La venta en línea de la marca, señaló Kering, creció un 70 %.

Yves Saint Laurent facturó 1.744,4 millones, en caída del 14,9 %, aunque en la segunda mitad del año revitalizó sus ventas, que subieron un 2,1 % en datos comparables en una enseña que vio crecer un 80 % en el conjunto del año sus ventas a distancia.

El consejero delegado de Kering, François-Henri Pinault, destacó la "capacidad de resistencia" de la empresa frente a un contexto desfavorable y consideró que salen "reforzados de la crisis" provocada por el coronavirus.

El grupo no dio perspectivas para el año actual, aunque validó su estrategia actual y aseguró que seguirá invirtiendo en el desarrollo de las ventas a través de internet.

La dirección propondrá el pago de un dividendo de 8 euros por acción.

(c) Agencia EFE