En Benín, Macron reafirmó su apoyo militar pero evitó pronunciarse sobre su régimen represivo

·6 min de lectura
© REUTERS/Coffi Seraphin Zounyekpe

Después de Camerún, el presidente francés Emmanuel Macron viajó a Benín para la segunda etapa de su gira por África Central y Occidental, que tiene como objetivo la reafirmación de la influencia francesa en el continente. En Benín, Macron garantizó el apoyo militar francés en la lucha contra el terrorismo en la región, así como la cooperación cultural entre los dos países. Sin embargo, un tema esencial se quedó por fuera: la condenación del régimen represivo del presidente beninés Patrice Talon.

Emmanuel Macron llegó en Benín este miércoles, donde se encontró con su homólogo Patrice Talon en la capital económica de Cotonú. Es la segunda etapa de su primer viaje por África desde su reelección el pasado mes de abril, y fue también la primera vez que Macron viajó como presidente a Camerún, donde estuvo el martes; Benín, y Guinea-Bissau, donde terminará su gira el jueves.

Uno de los temas claves de este encuentro fue la seguridad en la región y el apoyo militar francés. Los grupos yihadistas, particularmente presentes en los países vecinos de Burkina Faso, Níger y Nigeria, amenazan la seguridad del país. Desde finales de 2021, el ejército beninés ha sido objeto de varios ataques mortales en el norte del país, donde está desplegado para contener el avance de estos grupos terroristas.

"Tenemos que agradecer a Francia su colaboración en el terreno de los servicios de inteligencia y en entrenamiento. Pero, aun así, necesitamos más equipamiento militar. Necesitamos más apoyo de Francia para conseguir ese equipamiento, así como más fondos", destacó el mandatario de la nación africana.

París respondió estar dispuesto a escuchar las peticiones de Benín y podría mandar "drones y equipos de vigilancia militar, que son necesarios para luchar contra el terrorismo". Emmanuel Macron también aseguró querer reforzar la cooperación militar entre los dos países.

"Lo que queremos es construir juntos de forma muy concreta la renovación de la presencia francesa y esta asociación en apoyo, en soporte: formación, equipamiento, acompañamiento, entrenamiento de fuerzas especiales, operaciones planificadas", explicó el mandatario francés.

En Camerún, Macron ya había afirmado querer seguir comprometido en la lucha contra los yihadistas de Boko Haram, activos en el norte del país.

Macron reafirmó asimismo la voluntad de Francia de luchar contra el terrorismo en la región en el contexto del repliegue militar francés de Mali. Francia anunció el fin de la operación Barkhane en el país en medio de una grave crisis diplomática en la cual se solicitó al embajador francés en Mali que abandonara el país a principios del año 2022.

Hacía más restituciones de obras de arte

Emmanuel Macron empezó su llegada a Benín por la visita en Cotonú de una exposición de objetos de arte devueltos por Francia al país a finales de 2021. Tras su primera elección como jefe de estado en 2017, Macron se había comprometido en la restitución de las 26 obras beninesas que París conservaba y que el país africano reclamaba.

Durante la colonización del continente africano, el saqueo de obras fue perpetrado y se calcula que entre el 85% y el 90% del patrimonio africano está fuera del continente. En Francia, al menos 90.000 objetos de arte del África subsahariana forman parte de las colecciones públicas francesas. El presidente beninés reclama la restitución de todas las obras que pertenecen a su país.

Aunque Emmanuel Macron no fue capaz de dar una agenda precisa de estas devoluciones, se comprometió a seguir con el proceso. Explicó que próximamente se votará una ley que tiene como objetivo la facilitación de la restitución de obras.

Macron, discreto sobre el tema de los derechos humanos

Mientras el presidente francés tiene como prioridad la reafirmación y la evolución de las relaciones de Francia con sus antiguas colonias, el jefe de Estado no ha sido capaz de condenar frontalmente el revés a la democracia y los derechos humanos que se observa en Benín.

Amnistía Internacional condena detenciones arbitrarias y el encarcelamiento de presos políticos en Benín, entre ellos varios periodistas acusados de "acoso a través de la comunicación electrónica". La organización también denuncia la restricción a la libertad de expresión, las violaciones de los derechos de los opositores políticos detenidos y violencias policiales mortales contra los manifestantes.

Pero Patrice Talon, al ser interrogado sobre el asunto por un periodista durante la rueda de prensa, afirmó que en Benín "nadie está preso por razones políticas. Pero algunas personas están en la cárcel porque cometieron delitos por motivos políticos". Aunque los dos presidentes hablaron de los presos políticos durante su reunión, Macron no denunció abiertamente estas detenciones políticas.

Talon fue reelegido en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en abril de 2021 con el 86,36% de los votos. El Tribunal Constitucional había rechazado las candidaturas de los principales opositores políticos. El presidente es criticado por su deriva autoritaria y por el retroceso en materia de derechos humanos en un país que era considerado, hasta el inicio de su Gobierno, un modelo de democracia en la región.

África, escenario de las tensiones crecientes entre Francia y Rusia

Si el jefe del Ejecutivo francés decidió finalmente visitar a estos tres países, algo que no hizo durante su primer mandato presidencial, es también porque asiste a la pérdida de su influencia en la región, tanto económica, como militar y diplomática. La visita del ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov en Egipto, Congo, Uganda y Etiopía en paralelo a su gira es el símbolo de una carrera por la influencia geopolítica en el continente.

Macron declaró este martes: "Nos están empujando (…) quizás porque nos hemos quedado dormidos", añadiendo, "depende de nosotros ser mejores, más eficientes".

En Camerún, las empresas francesas representaban el 40% de la economía camerunesa en los años 1990, frente a sólo el 10% en la actualidad. Rusia, China, India, Turquía y Alemania se llevan una gran parte del mercado. Francia ya ni siquiera es el primer exportador europeo de productos a África, pues fue adelantado por Alemania.

Militarmente, el rechazo del ejército francés en Mali constituyó un golpe para París, que tuvo que poner fin a su misión militar Brakhane y repensar su política militar en la región. Este martes, Macron no omitió denunciar la presencia de milicias Wagner y la propaganda rusa en la región.

El pasado colonial francés en África también pesa en las relaciones bilaterales y alimenta la desconfianza hacia Francia. Para reinventar la cooperación del país con sus excolonias, Macron sabe que necesita abordar este tema.

Prometió un trabajo conjunto entre historiadores cameruneses y franceses sobre el papel de Francia en las atrocidades cometidas durante la guerra de independencia de Camerún. En un intento de invertir el equilibrio, Macron calificó a Rusia este miércoles en Benín de ser "una de las últimas potencias coloniales imperiales" por su invasión a Ucrania.

Con EFE, AFP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente