La belleza arrebatadora del volcán de La Palma en calma

Durante los últimos tres meses el volcán Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma, ha sido sinónimo de devastación y dolor. La erupción que comenzó el 19 de septiembre de 2021 ha dejado a miles de personas sin casa y ha provocado importantes daños materiales.

Sin embargo, desde el 14 de diciembre empieza a dar síntomas de agotamiento, como la ausencia de tremor, el hecho de que la deformación del terreno no sea significativa o que no emita lava desde el cono. La situación actualmente es de calma tensa y el volcán presenta unas imágenes de gran belleza, aunque también inquietantes, ya que puede retomar su actividad en cualquier momento.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente