Belarús aprobó la pena de muerte para los casos de "preparación" de actos terroristas

·4 min de lectura

Las agencias de noticias rusas Interfax y RIA Novosti dijeron que un documento en un portal jurídico nacional bielorruso mostraba que el presidente de ese país, Alexander Lukashenko, firmó las enmiendas que previamente aprobó el Parlamento, en las que se legitima la pena de muerte para los intentos de actos de terrorismo. Belarús es el único país del continente europeo donde la pena de muerte sigue vigente.

Este miércoles, 18 de mayo, Belarús amplió la ley de pena de muerte para incluir los intentos de terrorismo y los asesinatos de funcionarios del Gobierno como cuasales para ser sentenciado.

La nación exsoviética ya contaba con la pena de muerte para los actos de terrorismo que causen la pérdida de vidas, para los asesinatos brutales y para los asesinatos múltiples.

Según medios rusos, la Cámara Baja del Parlamento bielorruso fue la encargada de aprobar la modificación del Código Penal en dos lecturas. La ley entrará en vigor 10 días después de su publicación.

La modificación en la ley, firmada por el presidente autoritario, Alexander Lukashenko, se anunció después de que unos activistas intentaran sabotear la red ferroviaria del país para impedir el despliegue de las tropas rusas en Ucrania, como parte de su objetivo de invasión.

Aunque Belarús niega haber ayudado a su estrecho aliado, Rusia, como base para desplegar sus tropas en suelo ucraniano el pasado 24 de febrero, sí reconoce que su territorio fue utilizado en la invasión.

"Las fuerzas destructivas continúan con la actividad terrorista y extremista tratando de sacudir la situación en Belarús, provocando inestabilidad y conflictos internos", dijo el presidente de la cámara, Vladimir Andreychenko, en alusión a los intentos de entorpecimiento del ferrocarril.

Una ley bajo la somba del autoritarismo de Lukashenko

Luego de las masivas y caóticas protestas de hace dos años en las que los bielorrusos se manifestaron en contra de la reelección de Alexander Lukashenko, quien ha gobernado el país con mano dura durante más de 20 años, cerca de 35.000 personas fueron detenidas durante la represión y los principales líderes del movimiento de oposición ahora están tras las rejas o exiliados.

Después de ganar su sexto mandato en las disputadas elecciones presidenciales de 2020, en marzo de 2021 la Fiscalía General inició una causa penal contra los líderes de la oposición Sviatlana Tsikhanouskaya y Pavel Latushka, entre otros.

Con el anuncio de la enmienda de este miércoles, Tikhanovskaya denunció la decisión del “régimen sin ley”, asegurando que la legislación arremete directamente contra los activistas antigubernamentales.

"Esto es una amenaza directa a los activistas que se oponen al dictador y a la guerra. Insto a la comunidad internacional a reaccionar: sancionar a los legisladores y considerar cualquier herramienta para evitar los asesinatos políticos" dijo Tikhanovskaya en su cuenta de Twitter, mientras Estados Unidos también condenó la nueva legislación.

"Estas acciones son las de un líder autoritario desesperado por aferrarse al poder mediante el miedo y la intimidación", declaró el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

La dura represión del Gobierno bielorruso durante las protestas y su presunto apoyo a la campaña militar de Moscú ha traído consigo sobre Belarús y sus dirigentes un paquete de sanciones por parte de Occidente.

El 'Comité de Helsinki de Belarús', el centro de derechos humanos 'Viasna' y el grupo de 'Derechos Humanos contra la Pena de Muerte' emitieron una declaración conjunta en la que tildan la ley como un medio para crear “requisitos previos para graves abusos y la aplicación arbitraria de la pena de muerte".

La pena de muerte en Belarús

Pese a que la pena capital se lleva a cabo de manera secreta y no hay estadísticas oficiales sobre los condenados a muerte, funcionarios de la oposición polítca se mostraron preocupados porque con el cambio de la ley, algunas personas que antes eran señaladas de cometer delitos considerados como simples abusos, ahora podrían ser señalados como terroristas y podrían ser sentenciados a muerte.

El Comité de Investigación bielorruso, dijo que un ciudadano fue señalado de terrorismo por verter pintura roja sobre el auto de un juez y otra personas había sido acusada de cometer actos de terrorismo luego de que lanzó una piedra a la ventana de un fiscal.

La última condena de muerte, la cual se ejecuta a tiros en el país europeo, se llevó a cabo contra Victor Pavlov, quien fue detenido en 2019 como sospechoso de asesinato y hurto, según los informes del Comité de derechos humanos de las Naciones Unidas.

Para este caso en particular, funcionarios de la ONU pidieron que se detuviera la ejecución de Pavlov, pero al hablar con la familia del acusado, estos aseguraron que el hombre había sido ejecutado sin ninguna información de la fecha ni lugar, y que se llevó a cabo mientras su caso seguía pendiente ante el comité internacional.

Con Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente