Belén Esteban: "Me siento muy orgullosa porque estoy dando trabajo a mucha gente que lo necesita"

·6 min de lectura
Belén Estaban durante la presentación de sus nuevas cremas Sabores de La Esteban. (Photo: KAB GTRES)
Belén Estaban durante la presentación de sus nuevas cremas Sabores de La Esteban. (Photo: KAB GTRES)

“Te lo voy a decir con una expresión muy vulgar: me lo pasé de puta madre”, reconoce sin pudor Belén Esteban cuando comentamos sus imágenes en la boda de su amiga Anabel Pantoja celebrada el pasado fin de semana en la isla canaria de La Graciosa. Aunque la felicidad de los invitados y, especialmente de la novia, se haya visto algo empolvada por disgustos y polémicas familiares. “Sólo te digo que fue una boda muy bonita, la disfruté mucho y seguramente no volveré a vivir una igual”, asegura.

Era inevitable preguntarle por esa fiesta, pero la verdadera razón de este encuentro entre Belén Esteban y El HuffPost era la presentación de los nuevos productos de su marca de alimentación. Y la anfitriona estaba encantada e ilusionada con ello.

Belén, preséntame a tus nuevas estrellas de Sabores de La Esteban.

Te presento mis cremas de verdura, calabaza y cabalabacín. Son productos caseros, como nos hacían nuestras mamás, muy saludables. Y luego, te presento un producto que no es no tan saludable, pero que yo creo que lo hay en todas las casas: patatas fritas hechas en sartén, muy finitas, con una presentación extraordinaria y un sabor que te mueres. ¡Te van a encantar!

Las verduras de las cremas, como las del salmorejo y el gazpacho, son de Alhama de Murcia. Estoy muy contenta de trabajar con ellos: yo escogí la materia prima e hicimos cientos de de recetas. Hasta que no tuvo el sabor de lo casero, no paré. Y la patata es de Bullas, también de Murcia, que es una patata de calidad.

¿Son las recetas de tu madre?

Las recetas son como las de mi madre… Bueno, mi madre es más conservadora y las he adaptado.

Mis cremas están buenísimas y vienen en un envase muy cómodo: quitas la tapa, en el mismo botecito lo calientas y ya te lo puedes comer. Es ideal para la gente que trabaja fuera de casa porque llegas, en unos minutos estás tomando una crema casera 100%.


¿Y por qué patatas fritas?

Yo soy muy de patatas… Un día estábamos en el porche mi marido, mi amigo Rubén y yo comiendo patatas, y dije: “Quiero sacar patatas fritas”. Ellos me dijeron: “Pero Belén estás loca porque es un producto con el que te van a atacar porque no es saludable”. “Pues yo quiero sacar una patata frita selecta y de buena calidad”, les respondí. Y esta es mi patata, que sobre todo es producto español, porque los supermercados están llenos de patatas americanas… Mi patata es 100% española, cortada muy fina, frita en aceite de oliva y su gran secreto, que no puedo desvelar, es la sal.

Estoy muy orgullosa de cómo ha ido mi empresa: empezamos siete personas y ya somos unos 50. Estoy muy contenta y muy, muy feliz.

¿Trabajáis entre Madrid y Murcia?

En Murcia está la fábrica y tengo la oficina en el centro de Madrid, donde están mi marido, mi amigo Rubén y mi amigo Padura que son mi equipo. Ellos me quitan mucho trabajo, aunque yo soy la que llevo las riendas. Y mi marido es mi mano derecha. ¡Mi chico vale para todo! Y que quede claro que yo no soy la marca, yo soy la dueña de la empresa Sabores de la Esteban.

Yo estoy al tanto de todo lo que pasa: cuando hay que ir a escoger la patata y la verdura, ahí voy yo, y estoy un par de días. La que decide soy yo y la que da la aprobación de todo soy yo, Belén Esteban Menéndez.

En estos días, la prensa anunciaba que estabas nerviosa con este lanzamiento…

La prensa conmigo desde luego no ha hablado. Yo siempre que empiezo un proyecto me pongo nerviosa, pero conmigo nadie se ha puesto en contacto para preguntarme, así que eso se lo han sacado de la manga. Pero sí lo estoy porque estoy muy involucrada en todo esto.

¿Te pone nerviosa el cómo se van a tomar que hagas patatas fritas?

Mira, en toda casa hay una bolsa de patatas para el aperitivo de los sábados o el domingo. Y la mía es la mejor.

¿Con qué las tomas?

Pues mira, yo me pongo mi patata con un mejillón o con un boquerón en vinagre y me sabe a gloria. Y no te voy a mentir, me tomo mi vinito blanco, sinceramente te lo digo.

El salmorejo y el gazpacho fueron un superéxito, aunque luego te llevaste un mazazo con la valoración que hizo la OCU.

Yo no me voy a meter con la OCU, les tengo un respeto enorme, y cuando quieran yo como con ellos y me encantaría que probasen mi producto. Pero a mí me duele porque yo no quiero que vean a Belén Esteban televisiva en Sabores de La Esteban. Yo sé cómo se han vendido y sólo puedo decir que gracias a todo el mundo que ha comprado mis productos, que estaba agotado en todos los lados. Espero que con las cremas y las patatas pase lo mismo. Y quiero que la gente compre productos españoles, que yo estoy luchando mucho porque se venda producto español. Yo por eso voy a luchar siempre.

Belén, ¿es más difícil ser empresaria que estrella mediática?

Ser estrella mediática es muy complicado… Yo estoy bien ahora, pero cuando te toca un tema tuyo sufres mucho.

Como empresaria estoy muy contenta, muy emocionada e ilusionada porque si a mí esto me lo dicen hace tres años no me lo creería. Y, sobre todo, me siento muy orgullosa porque estoy dando trabajo a mucha gente que lo necesita y eso me llena de orgullo.

¿Cómo te decidiste a montar esto y no a comprar pisos y casas, como hacen otros personajes?

Porque yo creo que voy a llegar muy lejos y creo que mi empresa es un buena inversión. Mi proyecto no queda aquí y quiero sacar más cosas… Yo me he puesto un número fijo de productos y a partir de ahí, a trabajarlo, a trabajarlo y a trabajarlo. Y tengo que decir, que mi gazpacho ha estado en supermercados de barrio y el precio es el mismo en todos los lados. Yo he fijado los precios —1,50 euros la bolsa de patatas y 1,99, las cremas— porque quiero que lo pueda comprar todo el mundo, no solo gente con cierto nivel económico.

Yo estoy muy contenta: tengo mis camiones por las carreteras de España, que pone Sabores de la Esteban. Si mi padre los viera estaría llorando de alegría. Mi madre hoy ha rezado a todo Dios y se iba con sus amigas a comprarlos en Benidorm.

Se dice que con todo esto estás preparando tu salida de la tele. ¿Es verdad?

No, no… Yo estoy muy contenta en mis programas Sálvame y Sábado Deluxe, y hay Belén para rato. Pero quiero mirar al futuro porque el futuro es muy importante. Yo miro el presente y el futuro, el pasado, no. Hay gente que invierte en pisos y yo invierto en mi empresa.

Belén, y la crisis de Sálvame, ¿en qué va a terminar?

Mira hay gente que se alegra de las cosas, pero cuando hemos sido 12 años líderes de audiencia nadie nos ha dado una palmadita. Yo sé que Sálvame va a remontar y ahí estamos remontando. Yo estoy muy contenta de trabajar donde trabajo y muy contenta de ser de Telecinco y Mediaset.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente