En Beijing, posibles confinamientos provocan compras de pánico

·3 min de lectura

El distrito más poblado de la capital china, Chaoyang, inició una campaña masiva de pruebas de Covid-19 ante la amenaza de una nueva ola de propagación del virus, lo que encendió la incertidumbre de los ciudadanos ante el temor de que se retomen los confinamientos como ha ocurrido en Shanghái. Los residentes se volcaron a los supermercados a comprar insumos indispensables.

Las autoridades locales de Chaoyang, hogar de 3,45 millones personas, empezaron con la campaña de vacunación como lo anunciaron el domingo. Todos los residentes y quienes trabajan en la localidad deben realizarse una prueba de Covid-19, tres veces durante la semana.

Se han confirmado 47 casos en Beijing -donde habitan más de 21 millones de personas- desde que se conoció el viernes sobre el rebrote de casos, en Chaoyang se encuentra la mitad de esos positivos. Las autoridades han activado todas las alertas y estrictas medidas para cumplir con su enfoque de "Covid Cero".

Ante estas directrices, los habitantes se abarrotaron en las tiendas en busca de alimento como carne, fideos, verduras o elementos básicos como papel higiénico.

"Ver tanta gente comprando me ha puesto nervioso y espero que todo salga bien", dijo un ciudadano, mientras se alejaba con sus bolsas llenas de insumos.

Los supermercados deben abastecer a más de 11 millones de residentes

Las cadenas de supermercados indicaron que ya han multiplicado sus ventas e incluso el comercio electrónico aumentó. El comercio se alista con más personas para la distribución y entrega de los pedidos.

En comparación con otras ciudades, este distrito no presenta mayores casos, a pesar de ello las autoridades han indicado a los ciudadanos que limiten su movilidad. Sin embargo, escuelas y comercios permanecen abiertos.

"Cansado, muy cansado. Ya ves que no tenemos tiempo ni para vestirnos como es debido. Y no hay excusas de si eres hombre o mujer a la hora de trabajar, todos tenemos que llevar cosas, todos estamos trabajando en primera línea, haciendo todo lo que podemos", expresa uno de los voluntarios de un supermercado en Shanghái.

Los supermercados deben abastecer a más de 11 millones de residentes que están completamente aislados. Atienden en ocasiones más de 1.000 pedidos al día, lo que ha obligado a los trabajadores incluso a vivir en el trabajo.

Shanghái permanece bloqueada

Millones de habitantes de China temen vivir un bloqueo como el que viven los habitantes de Shanghái.

El Gobierno informó el lunes que el número de fallecidos va en aumento, 51 personas más han muerto a causa de la enfermedad, con lo que la urbe suma un total de 138 fallecidos desde que inició con el confinamiento masivo y 4.776 desde que inició la epidemia.

La Comisión de Sanidad de China actualizó las cifras e indicó que se registraron 2.680 nuevos positivos de coronavirus detectados en la víspera, 2.666 de ellos son por contagio local y el resto "importados". Las autoridades aseguraron, de igual manera, que permanecerán las medidas y las pruebas masivas.

Con Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente