Begoña Vargas, de "Alta Mar": Hace años que dejé el camino del baile

1 / 2
"La familia es lo más importante que podemos tener en nuestra vida", sentenció Vargas. EFE/Ana López

Madrid, 26 nov (EFE).- A sus 20 años, la actriz Begoña Vargas vive un buen momento personal y profesional, acaba de estrenar la segunda temporada de "Alta Mar", es nueva embajadora de una firma de joyas y mantiene una relación con el también actor Óscar Casas.

"Estoy muy feliz con todo, es un momento muy bonito de mi vida", ha aclarado la joven actriz antes los medios de comunicación, que además afirma que le encantaría trabajar con su pareja Óscar Casas: "Es un profesional".

Junto a él ha revolucionado las redes sociales con un vídeo de ambos bailando -acumula casi un millón de reproducciones-, donde muestran su destreza en este arte al ritmo de la canción "La rubia remix 2" de Omar Montes, exnovio de Isa P.

"A Omar Montes le gustó mucho y nos agradeció que pusiéramos su canción", ha dicho la actriz.

Lo cierto es que para Vargas el mundo del baile no le es desconocido, desde que era pequeña cursó estudios de danza pero "hace muchos años decidí que no era mi camino porque es muy bonito, pero es más breve cuando tienes determinada edad y ya no puedes seguir ejerciendo como quieres".

Sin embargo, apostó por el camino de la interpretación, un sueño que siempre ha tenido en mente y que ha hecho realidad participando en su primera película e interpretando el papel de Verónica en la exitosa serie de Netflix "Alta Mar", junto a un gran elenco de rostros conocidos como Jon Kortajarena o José Sacristán.

Este último proyecto le ha permitido alcanzar cierta notoriedad dentro del panorama nacional y en las redes sociales, donde acumula más de 300 000 seguidores, y asegura que esta repentina fama, de momento, la está llevando bien, "con naturalidad".

Además, se acaba de convertir en embajadora de la colección de Navidad de la firma de joyería Unode50, presentación que tuvo lugar este martes en Madrid y en donde la actriz ha confirmado su gusto por los pendientes y anillos, aunque para ella su joya más preciada es su familia.

"La familia es lo más importante que podemos tener en nuestra vida", sentenció Vargas.

Espera que el nuevo año venga igual de bien que este 2019 y confirma que le gustaría saltar el charco y probar suerte en Estados Unidos, no obstante, está muy contenta en España.