Beatriz Luengo vuelve a La Habana: "Cuba es algo que me toca diariamente"

Los Ángeles (EEUU), 11 feb (EFE).- Beatriz Luengo regresa a Cuba con "Havana Street Party", un concierto especial de HBO Latino en el que la cantante española, con muchos lazos personales y artísticos con la isla caribeña, está acompañada por invitados como Orishas, Manuel Medrano, Farina y Blas Cantó.

"Cuba es algo que me toca diariamente", asegura en una entrevista con Efe desde Miami sobre este recital que estrenará mañana HBO Latino y que, posteriormente, estará disponible en HBO Max.

Estrella juvenil en España con la serie "Un paso adelante" y el grupo UPA Dance, Luengo dio un giro a su trayectoria componiendo para artistas como Ricky Martin ("La mordidita") o Alejandra Guzmán ("Quítatelo") y también con su propia carrera en solitario con discos como "Cuerpo y alma" (2018).

"Havana Street Party Presents: Beatriz Luengo" representa una síntesis de todo eso sin olvidar una parte muy importante de su vida y su obra: su conexión con Cuba.

UNA RELACIÓN PERSONAL Y MUSICAL

"Llevo viajando a Cuba y viviendo la temática de Cuba desde hace muchísimos años por mi familia. Mi chico Yotuel (de Orishas), aparte de ser un cubano de pura cepa, es un activista con todo lo que tiene que ver con su país", explica Luengo.

Y añade: "Se moja con todo tipo de causas que tienen que ver con su pueblo. Y Orishas es como un diario de Cuba: lo que vive el pueblo, el barrio, el campo".

En este sentido, la cantante lamenta la "represión" y las "amenazas" desde Cuba en contra de su marido y denuncia la situación en la isla.

"La falta de libertad de expresión en Cuba es una realidad que vivo en primera persona y, sobre todo, al lado de mi esposo, que él la vive mucho más que yo", afirma.

Este concierto para HBO Latino se rodó en Cuba durante tres días con algo de fortuna, ya que se grabó un par de meses antes de que estallara la crisis del coronavirus.

"La Habana representa toda esa melancolía retro y yo también quise darle un toque futurista con el 'mapping', con el DJ", detalla.

"Havana Street Party" también refleja su fusión de los ritmos a ambos lados del Atlántico.

"Cuando llegué a su vida, Yotuel ya me hizo la sinergia total de, por ejemplo, la música de Cuba con España. Es una sinergia de todo lo que llevamos a Latinoamérica y todo lo que Latinoamérica nos aportó", indica.

"Yo lo encuentro natural. Enseguida encuentro la unión y el punto en común, y simplemente me dejo llevar", agrega.

INVITADOS Y HONESTIDAD PERSONAL

Con la intención de crear un ambiente íntimo, cálido y cercano, Luengo se rodea en este concierto de invitados como Manuel Medrano ("Cadillac"), Farina ("Caprichosa"), Blas Cantó ("No me dejes caer") u Orishas ("Sabor, sabor").

"Blas Cantó es uno de mis mejores amigos, Farina es como mi hermana y una artista con la que comparto muchas cosas y Manuel Medrano fue una parte fundamental del álbum 'Cuerpo y alma'", argumenta.

Asimismo, la cantante aprovecha el concierto para indagar en algunos motivos de su inspiración, como su hijo ("Más que suerte") o el cáncer que sufrió su madre ("Ojos de Mandela"), desde "la honestidad", que es algo que considera clave en su obra.

"Soy mejor por todo lo que he dicho que no que por todo lo que he dicho que sí", declara al defender que siempre ha estado "muy segura de la visión que tenía de a dónde iba".

"Siempre lo tuve claro. Lo que pasa es que hubo etapas donde yo no tomaba las decisiones, como por ejemplo en 'Un paso adelante'. Fue un proyecto maravilloso y el más importante que he tenido en mi vida y me siento súper orgullosa de verdad, pero en la parte musical no tomaba decisiones, así que la honestidad se limita si no estás tú tomando las decisiones del repertorio", señala.

Luengo puntualiza que, a veces, "el éxito para los demás" no va en paralelo a la satisfacción personal de uno mismo.

"'Un paso adelante' me dio la oportunidad de entender y de ponerme en la perspectiva de: 'Ok, vas a vender un millón y medio millón de discos, pero al final vas a llegar a tu casa y no sientes que lo que creaste fuera algo que hablara de ti'", concluye.

David Villafranca

(c) Agencia EFE