El BCE reclama al Gobierno un "análisis exhaustivo" del impuesto a la banca

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Photo: DANIEL ROLAND via Getty Images)
La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Photo: DANIEL ROLAND via Getty Images)

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Photo: DANIEL ROLAND via Getty Images)

El Banco Central Europeo (BCE) ha reclamado este jueves al Gobierno de España un “análisis exhaustivo” sobre el impuesto que pretende imponer a la banca y que todavía se encuentra en el Congreso de los Diputados.

Según informa El País, la institución que preside Christine Lagarde pide al Ejecutivo central que analice las “posibles consecuencias negativas sobre el sector” que se podrían producir con el nuevo gravamen.

Desde el BCE advierten al Gobierno que deben comprobarlo exhaustivamente para que no plantee “riesgos para la estabilidad financiera, la resiliencia del sector bancario y la concesión de créditos”.

La institución que lidera Lagarde pide a Moncloa que plantee un estudio para estudiar el impacto en la rentabilidad de las entidades y el peligro que podría suponer una distorsión, para evitar que pueda “falsear la competencia” y perjudicara “la igualdad de condiciones”.

En este sentido, defiende que, dado que la determinación de los destinatarios del gravamen temporal atiende a los ingresos totales por intereses y comisiones correspondientes a 2019, es posible que estas entidades registren unos beneficios bajos o pérdidas en el momento en que se recaude de forma efectiva el gravamen.

“Si la capacidad de las entidades de crédito para alcanzar posiciones de capital adecuadas se ve perjudicada, esto podría poner en peligro una transmisión fluida de las medidas de política monetaria a la economía en general a través de los bancos”, advierte.

Asimismo, para el BCE la base sobre la que se establecería el gravamen temporal no tiene en cuenta todo el ciclo económico y no comprende, entre otros, los gastos de explotación ni el coste del riesgo de crédito, por lo que el importe del gravamen temporal “podría no ser proporcional a la rentabilidad de una entidad de crédito”.

De este modo, como consecuencia de la aplicación general del gravamen temporal, las entidades de crédito que no se benefician necesariamente de las condiciones actuales del mercado “podrían ser menos capaces de absorber los posibles riesgos a la baja de una recesión económica”.

Sin cambios en los planes del Gobierno

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha descartado que las observaciones del BCE sobre el impuesto a la banca vayan a implicar cambio alguno en los planes del Gobierno o en el diseño del tributo.

“El informe en ningún momento plantea ni su paralización ni que no haya un impulso al gravamen”, sino que plantea “recomendaciones generales” habituales en este tipo de dictámenes, ha dicho en declaraciones a la prensa en el Congreso de los Diputados, en las que ha defendido que lo que pide el BCE es prudencia a la hora de evaluar las consecuencias.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR