Bayer enfrenta nueva demanda que alega impacto cancerígeno de herbicida Roundup en un niño

·2 min de lectura

Una corte de Los Ángeles comenzó el lunes a evaluar una demanda contra la gigante Monsanto, propiedad de la alemana Bayer, presentada por una madre cuyo hijo desarrolló un raro y grave cáncer después de haber sido expuesto al herbicida Roundup del fabricante.

Ezra Clark tenía apenas 4 años en febrero de 2016, cuando fue diagnosticado con línfoma de Burkitt, una leucemia particularmente agresiva que puede propagarse rapidamente a diversos órganos.

Según la demanda, consignada en nombre de la madre Destiny Clark, el niño fue "expuesto directamente", varias veces, al herbicida "Roundup" -fabricado por Monsanto- al utilizarlo en su propiedad. El documento, al que la AFP tuvo acceso, afirma que los expertos "concluyeron, hasta un punto razonable de certeza médica, que la exposición de Ezra a Roundup fue un factor sustancial" para desarrollar el cáncer.

Los abogados de Clark acusan a Monsanto de conocer "desde hace décadas" el vínculo entre el glifosato, principal ingrediente activo de Roundup y otros herbicidas, y el cáncer.

También acusan a la firma agroquímica estadounidense, ahora subsidiaria del gigante alemán Bayer, de haber testeado apenas el impacto cancerígeno del glifosato, y no la mezcla de este ingrediente con otras sustancias presentes en el producto.

"Si la denunciante conociese los riesgos asociados al uso de Roundup en la época (...) ella no lo habría utilizado", afirmaron, demandando una indemnización por daños por un monto que no fue informado.

Bayer sigue defendiendo la seguridad de su producto.

Desde la compra en 2018 de Monsanto, Bayer afronta una serie de procesos en Estados Unidos debido al Roundup. A tal punto que el grupo alemán ha anunciado que va a disponibilizar un valor adicional de 4.500 millones de dólares para encarar las potenciales consecuencias de juicios relacionados con el glifosato en los tribunales estadounidenses.

Bayer firmó en 2020 un amplio acuerdo de más de 10.000 millones de dólares para poner fin a unas 125.000 demandas. Pero un juez estadounidense rechazó en mayo parte de ese plan.

Según el juez, el acuerdo no protege suficientemente los intereses de las personas que utilizaron Roundup antes de febrero de 2021 y que no han sido diagnosticadas aún con cáncer.

Roundup es clasificado como "posiblemente cancerígeno" por el Centro Internacional de Investigación para el Cáncer (CIRC), un brazo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Bayer refuta esta caracterización.

ban/pr/mr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente