Battisti llama a Evo Morales "traidor y cobarde" por su extradición a Italia

·3 min de lectura

Sao Paulo, 23 jun (EFE).- El exmilitante italiano de izquierdas Cesare Battisti, condenado a cadena perpetua por cuatro asesinatos en su país, llamó al expresidente boliviano Evo Morales "traidor y cobarde" por haber autorizado su extradición en 2019, según publicó este jueves la prensa brasileña.

"Evo es un traidor y cobarde", afirmó Battisti en una entrevista por correspondencia concedida al diario Folha de Sao Paulo desde la prisión calabresa de Corigliano Rossano y antes de iniciar una segunda huelga de hambre en la cárcel italiana.

En enero de 2019, Battisti fue detenido en la ciudad boliviana de Santa Cruz de La Sierra en un operativo conjunto de las policías de Brasil, Italia y Bolivia, que terminó con su extradición al país europeo, que había pedido desde hacía décadas su inclusión en la lista de prófugos más buscados por la Interpol.

En Bolivia, como él mismo relató, estuvo "alojado dentro de un centro de monitorización informatizado, montado por el servicio de inteligencia boliviano para espiar a la oposición" y fue recibido por miembros del gobernante partido MAS (Movimiento al Socialismo).

La extradición desde Bolivia y no por parte directa de Brasil impidió que Battisti fuese beneficiado por un principio constitucional brasileño en que el país que acoge al prisionero debe respetar la condena máxima de 30 años estipulada por el gigante suramericano.

Bolivia, además, le negó un pedido de refugio por no haberlo solicitado cuando entró ilegalmente al país andino y por eso Battisti llamó ese gesto por parte de Morales "secuestro".

"Él me podría arrestado (por inmigración ilegal), respondería a la Justicia y la extradición prescribiría. Evo se vendió sin escrúpulos y eso es un gesto despreciable de un hombre indigno que reveló toda su obscenidad meses después al abandonar al pueblo de los golpistas y huir" para México, aseveró.

Con la victoria en las elecciones de 2018 del ultraderechista Jair Bolsonaro, que en campaña prometió a Italia su extradición, Battisti huyó a Bolivia, aunque pensó también en Nicaragua como destino, por una antigua amistad con el presidente Daniel Ortega, pero desistió por el país centroamericano convertirse en una "dictadura".

Battisti, antiguo miembro del ya desaparecido grupo terrorista Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), ha reconocido "haber participado directamente en cuatro homicidios, de los que en dos de ellos fue ejecutor material" cometidos en los años setenta, según la Fiscalía italiana.

El exactivista de extrema izquierda admitió durante su confesión a las autoridades en marzo de 2019 su responsabilidad en esos cuatro asesinatos y pidió perdón a las familias "por el daño causado", cometidos entre 1977 y 1979.

Battisti, de 67 años, fue extraditado a Italia el pasado 14 de enero, tras 37 años de huida, directamente desde Bolivia, donde fue capturado tras fugarse un mes antes de Brasil, donde vivía desde 2004.

Tras refugiarse en Francia y en México durante décadas, se instaló en 2004 en Brasil, donde vivió oculto hasta su detención en 2007 y contó con el apoyo de líderes de izquierda brasileños.

El Supremo brasileño aceptó su extradición en 2009 en un fallo no vinculante que dejó la decisión en manos del entonces jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, quien la rechazó el 31 de diciembre de 2010, el último día de su segundo mandato.

No obstante, ahora desde la prisión, Battisti calificó a Lula de "cínico", porque "hay muchas cosas para aclarar, otras para desmentir, inclusive algunas declaraciones falsas de él".

"Todos sabemos que Lula es capaz de todo para colocarse de nuevo la faja de presidente. El animal político que nunca se contradice. Admiro su cinismo político (en el sentido vulgar del término) y su extraordinario juego de cintura", declaró.

En 2021, tras recuperar sus derechos políticos, después de una prisión de 580 días por corrupción y cuya sentencia fue anulada, Lula declaró que desde el momento que Battisti confesó sus crímenes tenía que "admitir" que cometió él "un error" por haberlo apoyado.

"Creí que Battisti era inocente y no lo era", dijo Lula el año pasado a la televisión pública italiana.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente