Batet propone bajar las mayorías para abrir la puerta a ERC y Bildu a la comisión de secretos

·2 min de lectura
Meritxell Batet (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Meritxell Batet (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Meritxell Batet (Photo: Europa Press News via Getty Images)

La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, ha propuesto en la Mesa del Congreso una rebaja de las mayorías que se exigen para acceder a la denominada Comisión de secretos oficiales, bajando el listón de 210 a mayoría absoluta, lo que ya permitiría abrir la puerta a ERC, Junts y Bildu al control del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y las materias clasificadas.

Se trataría de una modificación de la resolución de Presidencia que firmó el socialista Manuel Marín en 2004, pero pese a tratarse de un cambio de las reglas del juego, no cuenta con apoyo de grupos de la oposición como el PP, Vox y Ciudadanos, según informa Europa Press.

La intención del Gobierno es que se constituya esta comisión, que no se ha hecho hasta ahora por vetos cruzados, para que pueda acudir la ministra de Defensa, Margarita Robles, para dar explicaciones sobre el supuesto espionaje a líderes independentistas a través del programa israelí Pegasus.

La ley encarga a la Comisión de Gastos Reservados, cuyas reuniones son a puerta cerrada, el control parlamentario de las actividades del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y del uso de los fondos reservados por parte de los Ministerios que tienen asignadas partidas de este tipo; Interior, Exteriores, Defensa y el CNI.

Tres años de bloqueo

En 2004 se estableció que los diputados autorizados para acceder a esos secretos oficiales, uno por cada grupo parlamentario, deberían recabar el apoyo de tres quintos del Congreso (210) en una votación secreta en sesión plenaria.

Ese listón exige apoyos mutuos entre los grupos parlamentarios y no todos tienen asegurado superarlo. De hecho, el PP, Vox y Ciudadanos vienen advirtiendo de que no apoyarán la entrada de los independentistas en este órgano, lo que les impediría llegar a esos 210 votos.

Por ello, la comisión no ha podido constituirse esta legislatura y su última reunión fue en 2019, lo que implica que durante estos tres años el Congreso está incumpliendo su deber legal de controlar al CNI y de recibir cada seis meses informes de los ministros sobre el uso de las partidas presupuestarias para gastos reservados.

Promesa del Gobierno

Tras la polémica por el supuesto espionaje a políticos independentistas, el Gobierno ofreció activar esta comisión para que la directora del CNI, Paz Esteban, pudiera ofrecer explicaciones en el Congreso.

Y en ese contexto, Batet ha dado ya el primer paso para modificar la resolución de Presidencia de 2004 proponiendo que el listón se rebaje de 210 a 176 votos, la mayoría absoluta, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Con ese cambio, el Gobierno ya se aseguraría que los independentistas pudieran ser autorizados por el Pleno del Congreso y así se podría constituir la comisión con todos los grupos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente