Batet defiende su decisión sobre los acatamientos y no se siente cuestionada

1 / 2
La presidenta del Congreso Meritxell Batet (c) presiden junto con el vicepresidente primero, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (c-i) y la vicepresidenta segunda, Ana Pastor (c-d) la primera reunión de la Mesa del Congreso. EFE/ Fernando Alvarado

Madrid, 4 dic (EFE).- La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha defendido su decisión de dar por válidos todos los acatamientos de la Constitución de los diputados, en la sesión constitutiva de este martes, y no se siente cuestionada en su cargo, pese a las críticas de PP, Ciudadanos y Vox al respecto.

En declaraciones a los periodistas tras la primera reunión de la Mesa del Congreso, configurada este martes, Batet ha recordado que fue elegida por votos suficientes y que cuenta con el apoyo de una mayoría de la Cámara, por lo que no se siente cuestionada en este sentido "ni con poca legitimidad" para desempeñar su cargo.

Sobre las fórmulas de acatamiento de los distintos diputados, que varios partidos han considerado que no se ajustan a la legalidad, ha dicho que ya dio "explicaciones profundas y extensas" sobre los fundamentos de su decisión, tanto con ejemplos anteriores como con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Ha asegurado que siempre ha intentado ejercer su cargo "con responsabilidad" y "no de manera partidista" y que aspira a acabar su mandato con más apoyos aún de los que consiguió en la sesión constitutiva.

También ha indicado que la Presidencia del Congreso, como una de las instituciones del Estado, merece respeto y actuar por encima de los intereses partidistas, aunque ha reconocido que esto no va a evitar que haya "polémicas, ni grupos que estén en desacuerdo", como pasó con los acatamientos.