La batalla para sustituir a Boris Johnson cobra fuerza

·4 min de lectura
Boris Johnson tras anunciar su dimisión el pasado jueves. (Photo: EFE/EPA/TOLGA AKMEN)
Boris Johnson tras anunciar su dimisión el pasado jueves. (Photo: EFE/EPA/TOLGA AKMEN)

Boris Johnson tras anunciar su dimisión el pasado jueves. (Photo: EFE/EPA/TOLGA AKMEN)

La batalla para sustituir a Boris Johnson como líder del Partido Conservador y primer ministro británico ha cobrado este domingo fuerza después de que once diputados tories, entre ellos tres ministros, hayan presentado ya sus candidaturas.

La ministra británica de Exteriores, Liz Truss, se ha unido a última hora de este domingo a la lista de aspirantes. La ministra, que ha dado a conocer su decisión en el periódico Daily Telegraph, promete, al igual que otros aspirantes, recortar los impuestos y que, si es elegida, los reducirá “desde el primer día”.

Inmediatamente después del anuncio de Truss ha saltado la candidatura del ‘número dos’ del Ministerio de Asuntos Exteriores, Rehman Chishti. “Para mí se trata de un conservadurismo con aspiraciones, ideas frescas, un equipo nuevo y un nuevo comienzo de avances para nuestro gran país”, ha apuntado en Twitter.

Antes que ellos anunciaron su candidatura la secretaria de Estado de Comercio, Penny Mordaunt; el ministro de Economía, Nadhim Zahawi; el responsable de Transporte, Grant Shapps; los ex titulares de Sanidad Sajid Javid y Jeremy Hunt, el ex titular de Economía Rishi Sunak, así como el presidente del comité de Exteriores del Parlamento, Tom Tugendhat; la fiscal general, Suella Braverman, y la ex secretaria de Estado de Igualdades Kemi Badenoch.

Johnson se vio forzado a dimitir el pasado jueves después de que más de 50 miembros de su Gobierno renunciasen en protesta por su gestión y los escándalos que han salpicado su liderazgo, como las fiestas en la residencia de Downing Street durante la pandemia.

El Comité 1922 establecerá el calendario para la elección

La carrera formal para la elección arrancará una vez que el llamado Comité 1922, que agrupa a los diputados conservadores sin cartera, designe este lunes su ejecutiva y establezca el calendario de este proceso, con el objetivo de que el Reino Unido tenga para principios de septiembre a un nuevo jefe del Gobierno.

Mientras esta carrera por el liderazgo sigue su marcha, Johnson permanece al frente del Gobierno de Reino Unido.

Aunque el proceso aún no ha empezado de manera formal, los políticos han iniciado ya sus respectivas campañas, con el recorte de impuestos como una de las principales promesas.

Promesas de recorte de impuestos

Tanto Hunt como Sajid han defendido este domingo, en declaraciones a la BBC, este recorte fiscal, una de las tradicionales medidas de los conservadores, y han destacado sus respectivas experiencias en los ministerios en los que han trabajado —Sanidad y Exteriores el primero y Economía y Sanidad el segundo—.

En tanto, Mordaunt ha comunicado su decisión en su cuenta de Twitter, en la que ha colgado un vídeo para indicar que el liderazgo conservador tiene que cambiar para que esté menos centrado en la personalidad del líder y más en los problemas que tiene el país.

Se espera que los otros candidatos también den a conocer en los próximos días algunos detalles de sus propuestas. Los políticos se someterán a una serie de votaciones, en las que se irán eliminando candidatos hasta que solo queden dos.

La decisión final la tendrán los miembros del partido del país, que deberán elegir entre uno de los últimos dos aspirantes.

El tesorero del Comité 1922, Geoffrey Clifton-Brown, ha dicho este domingo a la radio LBC que confía en que para este 20 de julio —antes del receso parlamentario del verano— queden los últimos dos candidatos, algo que permitirá acelerar el proceso.

“Tenemos ahora nueve personas que entran en la carrera. Estoy seguro de que habrá al menos unos más antes de que (la presentación de) las candidaturas se cierre el lunes, y después empezará el proceso”, ha agregado antes de conocer las candidaturas de Truss y Chishti.

Mientras, la oposición laborista ha vuelto a pedir este domingo la inmediata salida de Johnson, en vez de esperar a la elección del nuevo líder, ya que de lo contrario está dispuesta a presentar una moción de censura en la Cámara de los Comunes para forzar su salida.

La portavoz de Interior laborista, Yvette Cooper ha apuntado este domingo a la BBC que “es de interés nacional que Boris Johnson se marche. Sinceramente pienso que es perjudicial que se aferre (al poder)”.

Cooper ha confiado en que Johnson acepte salir de Downing Street, lo que obligaría a nombrar a un diputado conservador que se haga temporalmente con el control del Gobierno.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente