La batalla por Severodonestk se mezcla con la guerra económica

·2 min de lectura
Soldados ucranianos. (Photo: SOPA Images via Getty Images)
Soldados ucranianos. (Photo: SOPA Images via Getty Images)

Soldados ucranianos. (Photo: SOPA Images via Getty Images)

Diario de guerra, día 97. La invasión avanza por el este de Ucrania con intención de ocupar de una vez Severodonetsk donde la resistencia aguanta la presión de el ejército ruso que ha redoblado su presencia para tener el mayor control de la ciudad.

Mientras tanto, desde la Unión Europea, la unidad demuestra que contra pronóstico y con un mes de retraso, el petróleo ruso dejará de llegar vía marítima. Se mantiene aun por oleoducto para suministrar a los países sin acceso al mar, aunque se espera encontrar alternativas para dejar de financiar la guerra con la dependencia energética.

Los ataques en Severodonetsk

Las milicias prorrusas atacan las posiciones de los defensores de la ciudad “con morteros, artillería y misiles a lo largo de la línea de contacto” arrasando toda la localidad. Casi el 100% de la infraestructura crítica está destruida así como el 90% de las viviendas.

El ataque más reciente se ha registrado contra una planta química. El ataque aéreo ha impactado contra un tanque de ácido nítrico que puede acarrear consecuencias negativas para la salud de la población.

Además, su cerco impide entregar ayuda humanitaria a los civiles que no han podido ser evacuados.

Otros frentes abiertos

La situación se mantiene tensa también en otras regiones de Ucrania con ataques en las zonas fronterizas de Chernígov y Sumy, en el norte y noreste del país, respectivamente.

Además, tras un ataque de misiles en Sloviansk, han muerto tres civiles y otros siete resultaron heridos. Con ello, la cifra actualizada de civiles muertos registrada por la ONU asciende a 4.074 civiles muertos desde el inicio y otros 4.826 resultaron heridos.

El hallazgo de Azovstal

Rusia ha informado que se ha encontrado en Mariupol 152 combatientes ucranianos muertos en un “furgón isotérmico” sobre minas antipersonas. De acuerdo con lo que ha definido el Kremlin, Kiev buscaría culpar al ejército ruso de esa eliminación “deliberada”.

La UE saca pecho de la unidad

Tras una noche en una cumbre extraordinaria que se alargó hasta pasada la medianoche, los Veintisiete lograron sacar adelante un acuerdo para vetar parcialmente el petróleo ruso y ahora deja en el aire el veto al gas.

Mientras que algunos países piden continuar con un séptimo paquete de medidas, otros aseguran que las sanciones energéticas han llegado al camino final.

No obstante, el objetivo es claro: dejar de aportar a la guerra 800 millones de euros, según ha asegurado el ministro de Economía galo. Aún así, desde Moscú aseguran que les salen las cuentas y señalan que las sanciones ya han llegado a su máximo exponente sin graves repercusiones.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente