La CUP sube el precio de su apoyo a los presupuestos presentando una enmienda

·4 min de lectura

Barcelona, 16 nov (EFE).- Si el Govern de Pere Aragonès quiere contar con los votos de la CUP para aprobar los presupuestos de la Generalitat para 2022, tendrá que elevar sus contrapartidas, después de que las bases de la formación anticapitalista hayan optado por presentar una enmienda a la totalidad a las cuentas.

La consulta interna de la CUP, que había mantenido en vilo al Govern en los últimos días, se ha saldado con un resultado contrario a los intereses de ERC y JxCat, pero que deja aún la puerta abierta a un acuerdo.

En concreto, la consulta telemática contenía una pregunta tipo árbol, en la que los militantes debían decidir si presentaban una enmienda a la totalidad y, en caso afirmativo, si seguían negociando con el Govern o se quedaban en el 'no'.

El 63 % de los militantes que han participado en la consulta -un total de 462- han decidido presentar una enmienda a la totalidad a los presupuestos, si bien un 68 % han defendido seguir negociando.

La diputada de la CUP en el Parlament Eulàlia Reguant ha explicado que se trata de "una triple enmienda": "a la relación con el Estado y el PSOE", a las políticas sociales que responden a "un modelo sociovergente" y "a unos presupuestos continuistas".

El Govern, por boca de su portavoz, Patrícia Plaja, ha "lamentado" la decisión de la CUP contra unos presupuestos que "llevan el sello" de los anticapitalistas, fruto de las "muchas reuniones" mantenidas con ellos.

Pese a todo, según Plaja, "aún hay tiempo para que rectifiquen" y no presenten una enmienda a la totalidad que pondría "en peligro la mayoría del 52%" de votos independentistas en las últimas elecciones al Parlament y que fue la mayoría que votó la investidura de Pere Aragonès: "Sería un error romper este entendimiento".

Plaja ha insistido en que el Govern "quiere aprobar los presupuestos con la CUP", aunque no ha querido avanzar si habrá negociaciones con el PSC o los comunes si los anticapitalistas no rectifican.

"Cataluña tendrá presupuestos y aún hay tiempo de que sea con la CUP", ha dicho Plaja, moviéndose en la ambigüedad y dejando abierta la puerta a posibles alternativas.

Por la tarde, Aragonès y el conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró, se han reunido en el Palau de la Generalitat con representantes de la CUP -Eulàlia Reguant, Dolors Sabater y Montserrat Vinyets- para pedirles que rectifiquen la decisión.

El próximo lunes 22 de noviembre, a las 10:30 horas, finaliza el plazo para presentar enmienda a la totalidad a los presupuestos, antes de que ese día el pleno del Parlament celebre el debate de totalidad de las cuentas y vote las enmiendas de retorno.

A la expectativa se encuentran socialistas y comunes, que siguen mostrándose dispuestos a negociar con el Govern.

La portavoz del grupo PSC-Units, Alícia Romero, ha dado por rota la mayoría que hizo posible la investidura de Aragonès y ha pedido al Govern que busque otros apoyos. "Esta situación está restando credibilidad al presidente de la Generalitat", ha advertido.

La líder de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, ha afirmado que los comunes no piensan "resignarse" ni tampoco "firmar cheques en blanco" con unos presupuestos que creen pueden mejorarse si el Govern accede a llamarles y sentarse a negociar con ellos.

El portavoz de Vox en el Parlament, Juan Garriga, ha vaticinado que la CUP acabará apoyando los presupuestos "in extremis" y, de no ser así, las cuentas saldrán adelante con el apoyo del PSC o los comunes, a los que ha tildado de "muleta del separatismo".

El presidente de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha anunciado que su grupo presentará una enmienda a la totalidad que no piensa retirar porque no es "teatro".

Desde los grupos que apoyan al Govern, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha asegurado que hay "margen de negociación" para llegar a un acuerdo que evite una enmienda de la CUP y ha descartado por ahora abrir conversaciones con los comunes o el PSC.

La portavoz de JxCat en el Parlament, Mònica Sales, ha apelado a la "responsabilidad" del conjunto del independentismo para seguir negociando y ha avisado de que su partido no está dispuesto a enviar "el 52 %" independentista "a la papelera de la historia".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente