Barty sigue avanzando en Wimbledon y Federer pisa el acelerador

·4 min de lectura

La australiana Ashleigh Barty, número uno del mundo, pasó el jueves a tercera ronda de Wimbledon, mientras que Roger Federer se mostró mucho más convincente que en su primer partido y la joven estadounidense Coco Gauff volvió a robar el corazón del público.

Ocho veces campeón del torneo inglés sobre hierba y aún inestable tras someterse a dos operaciones de rodilla el año pasado, Federer venció en una hora y 51 minutos a un viejo conocido, el francés Richard Gasquet, de 35 años.

Federer, que a sus casi 40 años espera levantar su 21º trofeo de Grand Slam, superando el récord masculino que comparte con Rafael Nadal, se impuso por 7-6 (7/1), 6-1 y 6-4 jugando mejor que en su primer partido del martes, contra el también francés Adrian Mannarino, que abandonó por lesión.

"Estoy muy contento con mi nivel hoy", afirmó tras el encuentro el suizo, que había atribuido su inestabilidad del primer día a la falta de ritmo de la primera ronda y a la necesidad de adaptarse al resbaladizo césped londinense.

"Estar a tu mejor nivel en la primera y segunda rondas no es un objetivo en sí mismo, simplemente hay que pasar", afirmó, determinado a tomar impulso en la tercera vuelta.

Pero el jueves ya se mostró más rápido, más variado en los golpes, más eficaz con el resto y más preciso al buscar las líneas.

- Barty sigue pero inestable -

Tras eliminar el martes a la española Carla Suárez, recientemente recuperada de un cáncer y a la que la australiana rindió un emotivo homenaje, Barty se midió con Anna Blinkova, 89ª raqueta femenina.

En hora y media de partido, la número uno se impuso por 6-4 y 6-3 contra la rusa que, al igual que Barty, brilló como junior, llegando hasta la final femenina de 2015.

Barty fue campeona junior en Londres en 2011 y ganó el tornero francés de Roland Garros en 2019, pero nunca ha pasado de la cuarta ronda en Wimbledon.

Este es su primer torneo sobre hierba en dos años. Wimbledon no se celebró en 2020 debido a la pandemia.

La australiana, que ha enfrentado lesiones en el brazo derecho y la cadera izquierda, se había mostrado irregular contra Suárez y el jueves tampoco jugó su mejor tenis. Cometió varias dobles faltas y errores no forzados.

Blinkova "me presionó muchísimo", afirmó. "Con unos pocos puntos aquí y allá podría haber sido una historia diferente", reconoció.

Entre los partidos de Barty y Federer, volvió a la pista central de Wimbledon la adolescente estadounidense Coco Gauff, que en 2019 se ganó con 15 años los corazones de los espectadores yendo desde las clasificaciones hasta la cuarta ronda.

Agresiva, potente y arriesgada, Gauff, que ahora tiene 17 años, se impuso en una hora y 11 minutos a la rusa Elena Vesnina. Desplegó un arsenal de aces, aunque también varias dobles faltas, jugó con brío y logró poner al público otra vez de su parte cuanto parecía que iba a conceder una rotura.

"Sinceramente, esta pista me pone más nerviosa que ninguna otra en el mundo", reconoció después, despertando una ovación.

- Medvedev y Kerber, a costa de los españoles -

Daniil Medvedev, segunda raqueta de la ATP, y Angelique Kerber, número 28 femenina, pasaron a tercera ronda a costa de dos españoles.

El ruso eliminó por 6-4, 6-1 y 6-2 a Carlos Alcaraz y la alemana por 7-5, 5-7, 6-4 a Sara Sorribes.

Se despidió asimismo del torneo el colombiano Daniel Galán, derrotado por el italiano Lorenzo Sonego, 23ª cabeza de serie.

El alemán Alexander Zverev, 4º cabeza de serie en Wimbledon debido a la ausencia de Nadal (3º) y del austriaco Dominic Thiem (5º), venció sin esfuerzo al estadounidense Tennys Sandgren por 7-5, 6-2 y 6-3.

Y también se clasificaron el italiano Matteo Berrettini (9º) y el chileno Cristian Garín (20ª), que nunca hasta ahora había pasado de la primera ronda de Wimbledon.

En su próximo partido, Garín se enfrentará al español Pedro Martínez, 107º del mundo, que a sus 24 años participa por primera vez en un gran torneo sobre hierba y el jueves derrotó al francés Gael Monfils (13º).

La española Paula Badosa, 30ª cabeza de serie y reciente cuartofinalista de Roland Garros, se impuso a la tenista kazaja Yulia Putintseva.

Su compatriota Roberto Bautista, número 10 del mundo a sus 33 años, retomó un enfrentamiento contra el serbio Miomir Kecmanovic interrumpido la víspera. Y aunque las cosas parecían girarse en su contra, el español, que en 2019 llegó a la semifinal de Wimbledon, acabó imponiéndose en tres horas y 32 minutos por 6-3, 6-3, 6-7 (3/7), 3-6 y 6-3.

acc/dr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente