Más barcos y menos efectivos para modernizar las fuerzas armadas británicas

Anna CUENCA
·3 min de lectura

Tras su muy criticada decisión de incrementar el arsenal nuclear británico, el gobierno de Boris Johnson presenta este lunes una estrategia de modernización de sus fuerzas armadas que incluye incrementar la capacidad naval y tecnológica pero también recortar el número de efectivos.

El ministro de Defensa, Ben Wallace, presentará el plan ante el Parlamento por la tarde.

"No queremos guerras, queremos disuadirlas y ser útiles en todo el mundo, en colaboración con nuestros amigos, para mantener la paz", dijo horas antes el primer ministro durante la visita a unas instalaciones en el noroeste de Inglaterra del gigante británico de defensa BAE Systems.

"Para ello necesitamos unas fuerzas armadas fuertes y robustas", añadió Johnson, subrayando querer "invertir a largo plazo", no sólo con fines militares, sino también por "buenas razones económicas".

Esta presentación tiene lugar menos de una semana después de que el Reino Unido anunciase su decisión de aumentar el límite máximo de su arsenal nuclear, por primera vez desde el fin de la Guerra Fría.

Este pasará de 180 ojivas nucleares a 260, es decir un incremento del 45% que pondrá fin al desarme progresivo emprendido tras la caída de la Unión Soviética en 1991.

El giro, justificado por Londres con la necesidad de "mantener un nivel mínimo y creíble de disuasión" ante nuevas amenazas, fue calificado de "monstruosa hipocresía" por Irán y de daño a "la estabilidad mundial y la seguridad estratégica" por Rusia.

Esa decisión se anunció al término de la primera revisión estratégica en materia de seguridad, defensa y política exterior realizada desde la entrada en vigor completa del Brexit, con el fin de periodo de transición el pasado 1 de enero.

Las fuerzas armadas tienen que adaptarse a las amenazas que en los últimos 30 años han "cambiado hasta el punto de ser irreconocibles", escribió Wallace en la edición dominical del diario The Telegraph.

"Ya no podemos dar por sentada la superioridad de las fuerzas occidentales. Nuestros enemigos tienen infinitamente más opciones", afirmó. "Nos encontramos constantemente enfrentados en una 'zona gris'" donde se llevan a cabo "acciones agresivas por debajo del umbral del conflicto abierto", subrayó.

- "Proteger las rutas marítimas" -

La transformación para fortalecer "la defensa de los intereses británicos en múltiples áreas y en todo el mundo" pasa por un incremento de la capacidad naval, informó el ministerio de Defensa en un comunicado.

"En el mar tendremos más barcos, submarinos, marinos" y se llevará a cabo una transformación de los Royal Marines en una nueva unidad bautizada "Future Commando Force (FCF)", explicó.

Esta FCF se encargará de "proteger las rutas marítimas y de mantener la libertad de navegación" y percibirá más de 200 millones de libras (275 millones de dólares, 232 millones de euros) de inversión directa a lo largo de la próxima década, precisó.

Un nuevo buque de vigilancia de la Royal Navy entrará en servicio en 2024 con una tripulación de unas 15 personas, para proteger los cables submarinos británicos y otras infraestructuras.

Sin embargo, según los medios británicos, el plan prevé también una nueva reducción del tamaño del ejército con 10.000 soldados menos, para limitarse a unos 70.000, junto a un aumento de la inversión en nuevas tecnologías como los robots y los aviones no tripulados, y en la guerra cibernética.

En tierra, precisó el ministerio, se desplegará una brigada de operaciones especiales "capaz de operar discretamente en entornos de alto riesgo y de desplegarse rápidamente en el mundo".

Esta brigada estará compuesta de cuatro batallones. Durante los próximos cuatro años, se invertirá en ella 120 millones de libras (166 millones de dólares, 140 millones de euros).

También se creará una Brigada de Asistencia a las Fuerzas de Seguridad, para asesorar y formar a los países aliados.

El ministerio anunció asimismo más inversiones para "inteligencia, vigilancia y reconocimiento, para la guerra electrónica, las capacidades de ataque, así como para sensores mejorados y medidas defensivas".

bur-acc/mb