El Barcelona organiza la transición tras Bartomeu

Patxi VRIGNON-ETXEZAHARRETA
·3 min de lectura
Josep Maria Bartomeu se ajusta unas mascarilla del FC Barcelona durante la presentación oficial de Ronald Koeman como nuevo técnico azulgrana, el 19 de agosto de 2020 en el estadio Camp Nou

El Barcelona organiza la transición tras Bartomeu

Josep Maria Bartomeu se ajusta unas mascarilla del FC Barcelona durante la presentación oficial de Ronald Koeman como nuevo técnico azulgrana, el 19 de agosto de 2020 en el estadio Camp Nou

Josep Maria Bartomeu dimitió. ¿Y ahora qué? Tras la salida de su presidente el 27 de octubre, el Barcelona se afana en preparar la elección de su sucesor y a gestionar la difícil economía del club.

El martes pasado, tras una larga crisis, Bartomeu dimitió con toda su junta directiva tras siete años y medio a la cabeza del Barça, y a cinco meses de las próximas elecciones, inicialmente previstas para el 20 de marzo de 2021.

Para dirigir el día a día, una comisión gestora se hizo cargo del club el 29 de octubre. Compuesta por ocho personas (un presidente, un vicepresidente, un tesorero, un secretario y cuatro miembros), está dirigida por Carles Tusquets, presidente de la comisión económica del Barça.

La gestora "ejercerá las funciones de gobierno, administración y representación que competen a la Junta Directiva, pero limitadas a los actos necesarios e imprescindibles para el mantenimiento de las actividades normales del Club y la protección de sus intereses", precisó el Barça en un comunicado al día siguiente de la dimisión de Bartomeu.

"La función principal de la Comisión Gestora es la convocatoria de elecciones para constituir una nueva Junta Directiva, lo que debe hacer en el plazo de tres meses desde que sus miembros hayan tomado posesión de sus cargos", añadió el club catalán.

- Equilibrar el presupuesto -

El lunes, el presidente de la gestora, Carles Tusquets, anunció que "la idea" es convocar elecciones "sobre las próximas fiestas de Navidad", pero precisó que "necesitaremos que se pueda votar con todas las garantías sanitarias" en medio de la pandemia.

Fue, de hecho, el motivo principal de la dimisión de Bartomeu, que pidió, sin éxito, que el gobierno regional catalán le autorizara un periodo suplementario de dos semanas, superando lo marcado en los estatutos del club, para poder organizar un voto de censura contra él en buenas condiciones sanitarias.

Para sucederle, algunos ya han anunciado que serán candidatos (como Víctor Font o Jordi Farré), mientras otros multiplican las apariciones públicas a la espera de tener las 2.257 firmas de socios necesarios para presentarse oficialmente (como Joan Laporta, Toni Freixa, Agustí Benedito, Lluís Fernández Ala, Emili Rousaud, Juan Rosell o Jordi Roche).

Según la prensa catalana, Rousaud va a iniciar reuniones con otros precandidatos para hablar de una eventual coalición.

Pero, el tiempo apremia para el Barça: entre los temas centrales de la próxima campaña están la renovación del capitán Lionel Messi (que acaba contrato en junio de 2021), el costoso proyecto de renovación del Camp Nou, el Espai Barça, que acaba de empezar, o el equilibrio financiero del club, muy endeudado y tocado por la pandemia.

La situación económica del club "no es dramática, pero sí altamente preocupante", subrayó el lunes Tusquets, que espera "cerrar un acuerdo con los jugadores y el personal no deportivo del club" en el marco de una renegociación salarial.

"Nosotros evaluamos que, para equilibrar el presupuesto, hemos de hacer esfuerzos de unos 300 millones de euros (348 millones de dólares)", adelantó.

pve/jed/gr/