Barcelona lanza un nuevo modelo del robot social ARI y ampliará su alcance

·2 min de lectura

Barcelona, 17 nov (EFE).- El Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación Mobile World Capital (MWCapital) han presentado este miércoles el nuevo modelo del robot social ARI (Asistente Robótico Inteligente) y han anunciado la ampliación de este proyecto piloto que acompaña a ancianos que viven solos.

El nuevo robot se ha presentado durante el Smart City Expo World Congress como un ejemplo de innovación social aplicada a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, "todo ello desde un liderazgo público que haga prevalecer el interés general", ha destacado el ayuntamiento en un comunicado.

Con una altura de un metro, una anchura de 35 centímetros y 12 kilos de peso, el nuevo robot ARI II, cuyo programario ha desarrollado el Grup Saltó, incorpora prestaciones más avanzadas y mejoras notables en su movilidad en comparación con su predecesor.

Tras testar el primer modelo del ARI durante el último año en hogares de una decena de ancianos que vivían solos, el objetivo ahora es ampliar la prueba piloto para que entre los años 2022 y 2024 el robot se probará en un centenar de hogares de personas mayores más, durante un período de dos meses en cada uno.

La nueva versión es capaz de desplazarse por toda la casa, con una autonomía de aproximadamente ocho horas, y está diseñado para realizar un seguimiento de la persona, detectar y esquivar obstáculos, hacer reconocimiento facial y de voz, una pantalla interactiva táctil y permite cargar el móvil sin enchufe.

Igualmente, incorpora una mayor capacidad de interacción con la persona usuaria (en catalán o castellano) y puede integrarse con otras aplicaciones, como por ejemplo la posibilidad de suministrar noticias de interés, ser dirigido de forma remota por los familiares o personas cuidadoras, o hacer videollamadas.

Los resultados preliminares obtenidos muestran la capacidad de este dispositivo para mejorar la calidad de vida de las personas usuarias que, sin reducir el apoyo o servicios personales que puedan estar recibiendo, incorpora elementos de inteligencia artificial configurables según las necesidades específicas de cada persona, ha resaltado el consistorio.

El proyecto surgió en el marco de la alianza 5G Barcelona y la convocatoria del reto "Cómo mejorar la calidad de vida de las personas mayores mediante la tecnología" lanzada por la Fundación Mobile World Capital Barcelona.

Hasta ahora, la MWCapital ha invertido 125.000 euros y en los próximos tres años la extensión de la prueba piloto contará con una inversión de 150.000 euros por parte del ayuntamiento y 125.000 euros más por parte de la fundación.

"Lejos de sustituir ninguno de los servicios personales actuales que cada persona pueda recibir, el potencial de ARI pasa por poder ayudar a detectar con rapidez situaciones de urgencia sobrevenida dentro de la vivienda, como pueden ser caídas o accidentes domésticos, así como ayudar a mantener la pauta adecuada de medicación o recordar fechas de interés como puede ser una visita médica", ha indicado el ayuntamiento.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente