Barcelona convertirá el legado Muñoz Ramonet en centro de cultura y ciencia

Agencia EFE
·2 min de lectura

Barcelona, 1 abr (EFE).- El Ayuntamiento de Barcelona convertirá los edificios del legado que el empresario Julio Muñoz Ramonet dejó a la ciudad en un centro de cultura, arte y ciencia mixto y multidisciplinar de nueva generación con diversidad de usos y destinatarios.

"Esperamos que Muñoz Ramonet se convierta en uno de los referentes centrales del sur de Europa de equipamiento público de arte y ciencia", ha declarado el teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, Joan Subirats.

Según ha informado en una nota de prensa el consistorio, el Patronato de la Fundación Julio Muñoz Ramonet ha aprobado por unanimidad el plan funcional presentado por el Ayuntamiento de Barcelona para el conjunto de edificios y los jardines situados en la calle Muntaner 280-292 y construidos entre los años 1917 y 1921.

El Ayuntamiento de Barcelona ha habilitado de entrada una partida de 1,8 millones de euros para poner en marcha este proyecto, con la perspectiva de obtener en los próximos años, otras fuentes de financiación.

En cuanto al calendario, esta aprobación del plan por parte del patronato de la fundación es el primer trámite para poner en marcha el proceso de creación del nuevo centro, que seguirá con la convocatoria del concurso de arquitectura para escoger el equipo redactor del proyecto, un procedimiento que se alargará al menos 9 meses.

El teniente de alcalde Joan Subirats ha explicado que "el proyecto pone en relación cultura y ciencia con una visión integradora" que consideran "central para el modelo científico y cultural de Barcelona".

"Está inspirado en varias experiencias similares en otros países europeos para tener un nodo de toda la actividad de arte y ciencia que se hace en la ciudad e impulsar su relación con proyectos internacionales", ha destacado Subirats.

El legado que el empresario barcelonés Julio Muñoz Ramonet dejó en la ciudad de Barcelona incluye dos edificios y los jardines de la finca situada en las calles Muntaner 280-292 y Porvenir 26-28.

En conjunto, los edificios suman una superficie de 4.131 m2 y están catalogados como bien con elementos de interés. Ambos edificios, así como una portería que también se encuentra en la finca, son obra del arquitecto Enric Sagnier i Villavecchia.

En cuanto al jardín histórico, tiene una superficie de 3.568 m2, y es obra del arquitecto paisajista Jean Claude Nicolas Forestier.

El legado incluye una amplia colección de arte formada por numerosas pinturas, esculturas, tapices, y objetos de arte decorativo.

(c) Agencia EFE