Bankia logra un beneficio de 50 millones de euros en el cuarto trimestre frente a las pérdidas de un año antes

·4 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO del logo de Bankia en su sede de Madrid

28 ene (Reuters) - Bankia informó el jueves de una recuperación de sus ingresos por préstamos en los últimos tres meses de 2020, gracias en gran parte al aumento de los créditos a empresas.

Al igual que muchos bancos europeos, los bancos españoles están encontrándose con problemas para aumentar los ingresos por préstamos debido a unos tipos de interés ultrabajos, pero las líneas de crédito avaladas por los Estados han impulsado los préstamos a las empresas con el objetivo de hacer frente a la pandemia de COVID-19.

El margen de intereses (ganancias de los préstamos menos el coste de los depósitos) de Bankia cayó un 2% respecto al mismo periodo de 2019, pero subió un 0,8% respecto a los tres meses anteriores, hasta los 493 millones de euros (596 millones de dólares), superando las previsiones del mercado de 488 millones.

"Pese a todas las dificultades y a que los tipos de interés han ahondado en el terreno negativo, Bankia ha cerrado un ejercicio muy positivo en términos de negocio, con importantes crecimientos en crédito a empresas, en producción hipotecaria y en fondos de inversión", dijo en un comunicado el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

En el cuarto trimestre, Bankia, que está siendo absorbida por su rival Caixabank para mejorar su rentabilidad y recortar costes, registró un beneficio neto de 50 millones de euros, por encima de las previsiones de 29 millones de euros.

Las acciones de Bankia, controlada por el Estado español, subían un 3%, mientras que las de Caixabank lo hacían un 2,7%.

Analistas de Banc Sabadell valoraron positivamente los resultados, señalando que superaron las expectativas en todas las líneas de negocio, especialmente en los ingresos del negocio principal.

En el conjunto del ejercicio 2020, Bankia obtuvo un beneficio neto de 230 millones de euros, lo que supone un descenso del 57,6% sobre el año anterior, debido al menor resultado generado por las operaciones financieras, así como por unas provisiones de carácter extraordinario de 505 millones de euros realizadas como consecuencia de la situación generada por la pandemia de COVID-19 —40 millones en el último trimestre—, según el banco.

"La finalidad de estas dotaciones extraordinarias ha sido reforzar aún más el balance de la entidad y contar así con una mayor flexibilidad para hacer frente a las necesidades financieras que pudieran tener en el futuro familias y empresas", dijo la entidad en una nota de prensa.

Bankia dedicó también 576 millones a provisiones ordinarias de crédito y adjudicados.

Los gastos relacionados con la COVID-19 empujaron la rentabilidad de los fondos propios (ROE) del banco, una medida de la rentabilidad, hasta el 1,8%, desde un elevado 4,2% en 2019.

El coste del riesgo de Bankia —que mide el coste de la gestión de los riesgos crediticios y de las pérdidas potenciales y sirve como indicador de las provisiones futuras— se situó en 77 puntos básicos a finales de 2020, por debajo de los 81 de septiembre y en línea con su objetivo de que se sitúe entre 70 y 80 puntos básicos.

En el marco de su plan estratégico a tres años, Bankia logró generar más de 2.900 millones de euros de exceso de capital por encima del 12% de su "core Tier 1" (una medida de solvencia en la banca), hasta 2020.

Bankia terminó diciembre con un ratio de capital básico Tier 1 fully loaded, la medida más estricta de solvencia, del 15,48%, frente al 14,79% de septiembre.

En el contexto de la pandemia, que ha llevado a muchas compañías a pedir préstamos para sobrevivir a las restricciones y la caída de la actividad, el crédito a empresas ha cerrado 2020 con un saldo de 42.600 millones de euros, un 17% más, tras elevarse en 6.100 millones de euros en el año.

En una conferencia sobre los resultados, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, dijo que Bankia no ofrecerá una previsión para 2021 porque el banco está en proceso de fusión con Caixabank. Sevilla señaló que el banco espera cerrar la fusión alrededor de marzo, en consonancia con el calendario anunciado para cerrar la operación en términos legales en el primer trimestre.

El directivo también dijo que Bankia contempla recurrir a 2.300 millones de euros de financiación barata del Banco Central Europeo (BCE) en marzo.

(Información de Jesús Aguado y Tomás Cobos; editado por Darío Fernández)