Banderas municipales en el Pont de Vilomara para mejorar la convivencia tras el 1-O

Miles de personas participaron en la manifestación que bajo el lema "A punt" (A punto), organizaron las entidades independentistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Culturalen Barcelona, a favor de la independencia en Cataluña, y con motivo de la Diada de Cataluña. EFE/Archivo

Barcelona, 9 nov (EFE).- Todos los grupos municipales del Ayuntamiento de El Pont de Vilomara (Barcelona), de casi 4.000 habitantes, han pedido a los vecinos de la localidad que coloquen en sus balcones la bandera local para evitar los enfrentamientos vecinales que se originan por colgar banderas esteladas y españolas.

Desde hace unos días, los vecinos han hecho caso a la petición de los grupos municipales y han llenado sus balcones de banderas con el escudo municipal como "símbolo de paz" tras los enfrentamientos que habían surgido tras el 1-O entre vecinos independentistas y constitucionalistas.

El alcalde del municipio, el socialista Cecilio Rodríguez, ha explicado a Efe que, pese a que la idea fue suya, los otros partidos presentes en el ayuntamiento (ERC, PDeCat y el grupo municipal GIPVR-E) se sumaron a ella, mostrando su unión a la hora de rechazar el clima de crispación que se percibía en el pueblo.

Por eso, los portavoces de los cuatro grupos municipales firmaron una carta que enviaron a todos los vecinos haciendo un llamamiento al diálogo y a la convivencia e instando a todos los vecinos y vecinas a expresar la tolerancia del municipio colgando en sus balcones el escudo del pueblo.

"Hemos sido siempre un pueblo abierto, tolerante y respetuoso. Un municipio del que nos sentimos orgullosos de vivir y convivir. Nos separa el hecho de formar parte de partidos diferentes pero nos une el amor a nuestro pueblo y a su gente, piense lo que piense", dice en la carta enviada a los vecinos.

Rodríguez ha considerado que, "aunque hay muchos pueblos que se posicionan de forma prácticamente monolítica hacía un pensamiento u otro, en el suyo hay sectores muy diferenciados" y, por ende, se estaban produciendo enfrentamientos entre los vecinos.

A día de hoy, el alcalde ha asegurado que alrededor de 110 personas se han acercado al ayuntamiento a recoger la bandera local, que ha sido distribuida de forma gratuita.

Rodríguez ha hecho especial hincapié en que "en ningún momento se ha pedido a los vecinos quitar las banderas españolas, las "senyeres" catalanas ni las esteladas".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines