Banda MS, la fábrica de éxitos que conquistó a Coachella y confirmó la salud del regional mexicano

·3 min de lectura
La Banda MS durante su presentación. (Kevin Winter/Getty Images for Coachella)
La Banda MS durante su presentación. (Kevin Winter/Getty Images for Coachella)

La Banda MS se presentó en el Festival de Coachella en una muestra más de la expansión del género regional mexicano hacia escenarios que, hasta hace unos años, habrían resultados totalmente impensados. No cabe duda de que, con esta presentación, los sinaloenses se han apuntado una relevante medalla en su consolidación en el mercado estadounidense. Además, no son los únicos en hacerlo, pues Natanael Cano, el controvertido padre de los corridos tumbados, cantará el próximo fin de semana en la continuación de este reputado festival.

No es un tema menor para Sergio Lizárraga, líder de la MS, que sus muchachos puedan ser partícipes de una plataforma de tal calado. Y tampoco resulta coincidencia: por algo consiguieron la insólita colaboración con Snoop Dogg, que ahora les devuelve frutos al por mayor. Los asistentes a Coachella estallaron en júbilo con Qué maldición, el tema que grabaron junto al rapero estadounidense, que no estuvo presente en esta ocasión pero que ya ha acompañado a la banda en diversas presentaciones por suelo americano. Los mexicanos se lo tomaron con humor, ya que decidieron suplantar a Snoop Dogg con una botarga que robó unas cuantas carcajadas.

La irrupción de grupos del regional mexicano ha atraído a un público amplio, como lo es el hispano, que siente atracción por escuchar música en su idioma. El mismo efecto que hoy genera la Banda MS lo causaron los Tucanes de Tijuana hace tres años, cuando pusieron a bailar a todos los asistentes con La Chona, una canción que ha traspasado todo tipo de fronteras para instalarse en el gusto de millones.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Quizá en otro tiempo una colaboración entre una banda sinaloense y un rapero consagrado habría resultado ilógica. Nadie lo hubiera podido tomar en serio. Era el tipo de cosas que solo pueden suceder en la imaginación. Hoy es una realidad. Y claro que lo principal es hablar de lo afortunados que son los muchachos de banda. Pero del otro lado de la ecuación el beneficio también es evidente: llegar a un público ajeno al rap o a la música en inglés que potencialmente puede convertirse en un nuevo fanático. Todos ganan. Ese es el gran éxito de las canciones colaborativas: son capaces de romper paradigmas.

Particularmente, la Banda MS ha sabido desbancar a dos agrupaciones que conformaron un duopolio musical a comienzos de milenio: El Recodo, que desde luego es la banda más tradicional e histórica de todas cuantas existen, y La Arrolladora Banda el Limón, que gozó de un éxito total durante la primera década de los 2000. Luego, ambas perdieron la carrera contra la irreverencia y constancia de la MS, que no se ha cansado de fabricar éxito tras éxito desde hace 14 años. Mientras otras agrupaciones se han quedado obsoletas, la MS mantiene un vínculo con la vanguardia musical que los mantiene siempre en tendencia.

Los sinaloenses causaron furor ante el público de Coachella. (Kevin Winter/Getty Images for Coachella)
Los sinaloenses causaron furor ante el público de Coachella. (Kevin Winter/Getty Images for Coachella)

Su adaptación es asombrosa por donde se le mire. En su momento supieron explotar las canciones pegadizas (El mechón), y luego dieron cátedra en el ámbito romántico (Sin evidencias, Hermosa experiencia, El color de tus ojos), y como no podía ser de otra forma, también incursionaron en los corridos con su propia versión del tema Águila Blanca. El repertorio del que gozan hoy en día es tan amplio que cada nuevo álbum es una caja repleta de sorpresas.

El pináculo de esa variedad musical ha sido la colaboración con Snoop Dogg, canción cuyo video oficial ya cuenta con 79 millones de reproducciones. Esto parece ser únicamente el comienzo de una senda todavía por recorrer para la banda de Mazatlán. Con la experiencia que han acumulado, lo único seguro con ellos es que no hay nada seguro: seguirán sorprendiendo a todos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Anuel no consigue amargarle a Karol G su triunfo en Coachella

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente