El Banco de Inglaterra eleva al 7,25% la previsión de crecimiento en Reino Unido para 2021

·2 min de lectura
Un camarero sirve bebidas en una terraza situada frente a la sede del Banco de Inglaterra, el 21 de septiembre de 2020 en el centro de Londres

La economía británica se recuperará más de lo previsto este año gracias al progresivo levantamiento de las restricciones impuestas contra el coronavirus, según la nueva previsión del Banco de Inglaterra (BoE) publicada el jueves.

La economía debería crecer un 7,25% en 2021 debido a "la flexibilización ligeramente más temprana de las restricciones", dijo el BoE en un comunicado, revisando al alza su previsión anterior de 5%.

"El Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido es mayor de lo previsto en febrero", señaló la institución en su informe de política monetaria, gracias a una "actividad más fuerte de lo previsto" en las últimas semanas, mientras que "la ligera relajación de las restricciones (frente a la pandemia) está contribuyendo a un mayor PIB a corto plazo".

La mejora de la previsión coincide con la decisión del Banco de Inglaterra de mantener su principal tipo de interés en un mínimo histórico del 0,1%.

El emisor británico también decidió mantener su programa de compra de activos en 895.000 millones de libras (1,245 billones de dólares o 1,03 billones de euros), según el comunicado.

Y prevé que la inflación vuelva a medio término en torno a su objetivo del 2% después de pasar ese techo impulsada por el aumento de los precios de la energía tras su desplome el año pasado como consecuencia de la pandemia.

La economía británica se desplomó un 9,8% en 2020, su mayor caída en tres siglos --y el peor resultado del G7-- a causa del covid-19.

La actividad debería recuperarse este año tras el levantamiento parcial de las restricciones sanitarias el mes pasado, gracias a una rápida campaña de vacunación.

"Las perspectivas de la economía (...) siguen dependiendo de la evolución de la pandemia, de las medidas adoptadas para proteger la salud pública y de cómo los hogares, las empresas y los mercados financieros respondan a estos acontecimientos", dijo el BoE.

La fuerte revisión al alza del PIB por parte del Banco de Inglaterra fue recibida sin embargo con cautela por Yael Selfin, economista de la consultora y auditora KPMG UK, quien la consideró tal vez excesiva dado "el riesgo potencial de que aumenten las quiebras y se produzca un menor descenso del desempleo el próximo año".

En particular, se eliminarán los generosos programas de ayuda estatal, incluido el desempleo técnico que ha mantenido a flote a los trabajadores de negocios cerrados por los confinamientos y que finalizará en septiembre.

rfj-ved/pc-acc/mb