Banco Central del Paraguay rebaja crecimiento del PIB de 4 % a 3,5 % en 2021

Agencia EFE
·3 min de lectura

Asunción, 27 abr (EFE).- El Banco Central del Paraguay (BCP) rebajó las perspectivas de crecimiento del producto interno bruto (PIB) en 2021 del 4 % estimado en diciembre de 2020 al 3,5 % en su última revisión, publicada este martes, ante la lenta vacunación de la población contra la covid-19 y la persistencia de la pandemia.

En su informe de diciembre, el BCP se mostraba optimista ante la evolución de la situación sanitaria y ligaba a ella el repunte de la economía, pero 4 meses después, con la vuelta a las restricciones, la incertidumbre lastra en 0,5 puntos porcentuales el crecimiento.

El sector primario, el más castigado en las previsiones de 2021, mejora respecto a diciembre y amortigua la caída del 3,5 % al 2 %.

Dentro del sector primario, la agricultura será la más afectada, con una contracción estimada del 5 %, mientras que la ganadería espera alcanzar un crecimiento del 8,5 % gracias a la demanda de carne que se espera procedente de Chile e Israel, donde se confía en una recuperación del consumo gracias a la vacunación de su población.

Entre diciembre y abril, el BCP también redujo las estimaciones para el sector secundario, aunque en cifras mínimas, del 5,2 % al 5,1 %.

La mayor duda del BCP para este sector es el comportamiento que mostrarán este año la construcción y las infraestructuras, en las que el Gobierno paraguayo ha basado uno de los pilares de la reactivación económica pospandemia.

Aunque se estima una expansión del 5,5 % en obras públicas y civiles, desde el BCP no descartan que, ante la emergencia sanitaria, el Ejecutivo se vea obligado a redireccionar fondos de obras públicas a sanidad y obligue, por tanto, a una retracción de la construcción.

De hecho, los temores del BCP no se alejan de la realidad, ya que este mes el Gobierno postergó la licitación para la construcción de un puente con Brasil con la intención de destinar ese monto al sistema sanitario.

Para el sector terciario, el BCP hace en este último informe su revisión a la baja más acentuada, al pasar de un crecimiento del 5 % en diciembre al 3,7 % en la actualidad.

Este descenso estimado se explica por el retorno gradual a la regla fiscal y una moderación de los gastos corrientes y de capital por parte del Gobierno, después de un 2020 de inversión pública para hacer frente a la pandemia.

Del mismo modo, también se pierde el optimismo en cuanto a la recuperación del comercio de frontera, por las restricciones tanto en Paraguay, como en Argentina y Brasil, país al que se le suman las altas cifras de contagios.

El BCP tampoco augura un buen comportamiento de la demanda interna para este 2021, como consecuencia de las nuevas restricciones de movilidad y la rápida propagación del virus en el país.

El consumo privado se verá limitado por la imposibilidad de acceder a determinados bienes, en concreto a servicios, y por la postergación de gastos de consumo hasta que se comience a disipar la incertidumbre.

Con estas perspectivas, el BCP rebajó del 5 % al 3,4 % el crecimiento del consumo privado para este 2021 y observó la misma tendencia para el consumo público, que pasa del 3,5 % en el informe de diciembre al 1,5 % en abril.

El BCP mejoró las previsiones de la demanda externa, con una reducción de su caída del 13,6 % estimado en diciembre a una contracción del 0,2 % en el informe de abril para 2021.

En el comercio internacional, el BCP espera un "importante dinamismo" con las exportaciones de carne vacuna y trigo y las importaciones de maquinaria y equipos para la actividad agrícola.

La evolución de los próximos meses estará marcada por la evolución de las medidas sanitarias y la campaña de vacunación, por lo que el comportamiento del PIB paraguayo dependerá de la "incertidumbre" por la situación.

La economía paraguaya cayó un 1 % en 2020, según los datos del BCP.

(c) Agencia EFE