Ballina, la localidad irlandesa de los antepasados de Biden, brinda por su triunfo

Joe STENSON
·3 min de lectura

En la pequeña localidad irlandesa de Ballina, donde vivieron los antepasados de Joe Biden, los parientes lejanos del candidato demócrata se recuperaban el domingo de la resaca tras haber festejado durante toda la noche su victoria en las presidenciales estadounidenses.

"Fue como mirar una película de suspense en Netflix, no se terminaba nunca y de repente ayer (sábado) se produjo el momento más impactante", explica a la AFP Laurita Blewitt, prima de tercera generación de Biden, que asegura estar "absolutamente orgullosa", hasta el punto "que no encuentra las palabras".

Los expertos describen los orígenes del presidente electo estadounidense como "unas cinco octavas partes irlandés". La genealogista Megan Smolenyak investigó el árbol genealógico de Biden en el este de Irlanda y en Ballina, una ciudad de 10.000 habitantes.

Edward Blewitt, el bisabuelo del abuelo de Biden, partió en 1851 hacia Nueva York, como uno más de los miles de migrantes que se fueron entonces de Irlanda por la pobreza.

A pesar de que los antepasados del presidente electo inmigraron a Estados Unidos a mediados del siglo XIX, su familia mantuvo un cierto contacto con sus parientes en Ballina.

La calle principal de la localidad se llenó el domingo de los colores de la bandera de Estados Unidos y en ella abundaban las referencias al triunfo de Biden, desde un hombre que llevaba una insignia gigante del dirigente demócrata hasta un coche que circulaba con guirnaldas rojas, blancas y azules.

- Irlandés como Kennedy - 

El primer ministro irlandés, Micheal Martin, fue el sábado uno de los primeros dirigentes mundiales en felicitar al futuro ocupante de la Casa Blanca.

"Joe Biden ha sido un verdadero amigo de esta nación (Irlanda) a lo largo de su vida y espero trabajar con él en los próximos años. También espero darle la bienvenida a casa cuando las circunstancias lo permitan", aseguró Martin en su cuenta de Twitter.

También destacó que Biden "es el presidente irlandés (de Estados Unidos) más importante desde John F. Kennedy".

Pocas semanas antes del duelo presidencial al otro lado del Atlántico, Padraig Mitchell, propietario de un pub, fue uno de los múltiples artistas locales que homenajearon a Biden pintando un inmenso retrato de él en una de las calles de Ballina,  donde el presidente electo ya estuvo en dos ocasiones.

"Pienso que Ballina salvó al mundo durante esta pasada noche ya que sin Ballina no hubiera habido Biden", afirmó orgulloso Mitchell, mientras que numerosas personas se acercaban este domingo a ver su retrato callejero.

"Ahora solo esperamos una cosa, que Donald (Trump) se dedique a otra cosa y se vaya de una vez", añadió el propietario del pub, que al poseer la nacionalidad estadounidense también pudo votar por correo y lo hizo por Biden. 

-"Una gran fiesta"-

El presidente electo escribió una vez que cuando muera "el nordeste de Pensilvania quedará inscrito en mi corazón, pero Irlanda estará inscrita en mi alma". Un vínculo sentimental compartido por los habitantes de Ballina.

A pesar del confinamiento en Irlanda por la crisis del coronavirus, numerosos habitantes salieron a la calle en las últimas semanas y decoraron la ciudad con fotografías y carteles, en los que presentaban a Biden como el "mejor presidente de Ballina".

Los bares y restaurantes, cerrados desde mediados de octubre, se llenaron de carteles en los que también exaltaban a Kamala Harris, la número dos de Biden que se convertirá en la primera mujer en ejercer de vicepresidenta de Estados Unidos.

Los habitantes organizaron el martes una concentración con vehículos y siguieron la noche electoral en una pantalla gigante en la calle.

Pero como el resto del mundo tuvieron que esperar varios días durante el largo y ajustado recuento en los estados decisivos.

Cuando el sábado por la tarde (hora local) la CNN oficializó la victoria de Biden, sus parientes lejanos y seguidores irlandeses descorcharon las botellas de champán.

"Si no hubiera habido el covid-19, hubiéramos organizado una gran fiesta", asegura Mitchell

jts-cdu/fjb/eb/mb