¿Cómo funciona la luz de emergencia para el techo que acompañará a los triángulos para señalizar accidentes?

M. J. Arias
·3 min de lectura

A partir de este año los triángulos para señalizar un accidente en carretera, una avería o cualquier otra incidencia que implique un vehículo parado en la vía o el arcén tendrán un acompañamiento en forma de iluminación. Según explican en medios como El Faro de Vigo y Nius, se trata de una baliza luminosa que se coloca sobre el techo del coche, emite una luz de aviso de emergencia y para cuya colocación no hace falta salir del vehículo, ya que puede ponerse simplemente sacando el brazo por la ventanilla.

Según un informe de RACE- Good Year recogido por Nius, el 70% de los accidentes de tráfico tiene lugar por la noche o a última hora de la tarde, con el sol cayendo. Un 90% se registra en vías con poca iluminación. Y ahí, en paliar esa escasez de luz, es donde entra en juego este dispositivo de seguridad y señalización: la luz de emergencia V-16.

Por ahora, su uso es una recomendación y actúan como complemento a los triángulos obligatorios en España desde 1999. La obligatoriedad de esa nueva señalización no llegará hasta enero de 2024 y durante los próximos tres años ambos sistemas convivirán. Uno de los modelos testados y aprobados es el Help Flash, de origen gallego.

Desde el RACE ya explicaron hace un tiempo cuáles son las ventajas del dispositivo Help Flash y similares. A saber:

  • Se coloca sin salir del vehículo gracias a su superficie imantada.

  • Su instalación es rápida. Se calcula que de unos 30 segundos frente a los 8 minutos que requieren los triángulos, que han de colocarse a 50 metros del coche.

  • Incorporan tecnología LED y baterías de larga duración.

  • Su luz es visible a un kilómetro de distancia y tiene un modo de uso de linterna, según el modelo.

  • Pesa poco, unos 100 gramos, y al ser de dimensiones reducidas se puede guardar en la guantera.

En cuanto a los precios, desde NIUS señalan varios:

  • El dispositivo más económico cuesta 15 euros.

  • La segunda es la ya comentada, la viguesa Help Flash, que cuesta alrededor de 25 euros.

  • La más cara es la versión Smart de la anterior, que alcanza los 35 euros y añade el extra de conectarse a una aplicación que informa a emergencias y a la aseguradora de la localización.

Además del precio y las características, conviene recordar que en el caso de adquirir estos dispositivos lo principal antes de hacerlo es asegurarse de que son homologados. Entre los requisitos que ha de cumplir para su homologación es que su luz sea de color amarillo y se proyecte en horizontal en 360 grados. También contar con un alto grado de adhesión a la chapa del vehículo y de estabilidad.

Que soporte condiciones climatológicas adversas es otro de los aspectos que se tienen en cuenta. Según Nius, temperaturas entre -10 y 50 grados Celsius. La batería o las pilas que la hagan funcionar, además, deben ser de larga duración. Y si son recargables, que pueda hacerse en el propio coche.

EN VÍDEO | Así se veía el aeropuerto de Barajas desde la cabina de un avión tras el paso de Filomena