Baleares tomará "medidas realmente contundentes" si no se controla la covid

Agencia EFE
·2 min de lectura

Palma, 7 ene (EFE).- El portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de las Islas Baleares, Javier Arranz, ha asegurado este jueves que "se tomarán realmente contundentes" en los próximos días si continúa el aumento de la covid-19 en las islas y no se logra una estabilización de la pandemia.

Baleares ya está cerca de los 40.000 casos notificados, la tasa de positividad de las pruebas alcanza el 10 % y el número de fallecidos es de 481.

La incidencia acumulada en las islas de los últimos 14 días es de 543 casos por 100.000 habitantes: 589 en Mallorca, 371 en Ibiza, 197 en Menorca y 271 en Formentera.

En rueda de prensa, Arranz ha apelado a la "responsabilidad" de cada ciudadano y ha dicho que lo siente "mucho" pero los encuentros familiares y sociales "deben desaparecer de la cabeza", así como cualquier tipo de celebración de fiestas tradicionales como Sant Antoni o Sant Sebastià.

"Los foguerons no deben existir", ha afirmado Arranz, que ha pedido que no haya reuniones con otras personas si no es estrictamente necesario y, si es el caso, en grupos muy reducidos.

Tampoco se debe salir de casa, salvo para tareas esenciales como trabajar, ir al supermercado o a la farmacia, ha pedido.

El momento actual es "muy inestable", ha insistido el médico especialista, que no ha avanzado qué medidas se podrían tomar, pero sí que serán "muy difíciles de tomar y de aplicar".

Arranz no ha descartado el confinamiento perimetral de Palma, pero esta medida, ha reconocido, es "más complicada" de aplicar en un municipio tan grande como la capital balear.

El objetivo último es que el cierre sea efectivo desde el punto de vista sanitario sin paralizar la actividad económica.

Tras las fiestas de Navidad y Año Nuevo, la pandemia se ha acelerado en Ibiza y se ha estabilizado un "poco" en Mallorca y Menorca, pero habrá más casos por la fiesta de los Reyes Magos, ha adelantado Arranz, que es partidario de aumentar las medidas restrictivas, una decisión que corresponde al Govern, ha puntualizado.

En otros países y territorios, ha continuado, se ha cerrado al "cien por cien" la hostelería, gimnasios, lugares donde la gente pueda concentrarse y actividades no esenciales.

Aunque, por ahora, los hospitales de Baleares no están saturados, "sí estamos muy preocupados" ante la posibilidad de que continúe la propagación del virus porque los recursos sanitarios "tienen un límite", ha dicho.

(c) Agencia EFE