Baleares interpreta que la mascarilla no es obligada en la playa para los convivientes

Agencia EFE
·2 min de lectura

Palma, 31 mar (EFE).- La consellera balear de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha asegurado que el Govern interpreta que la mascarilla no es obligatoria en playas y espacios naturales para quienes van solos o con sus convivientes y mantienen la distancia respecto a los demás, pero sí en las reuniones sociales en esos lugares, al margen de lo que diga la ley estatal.

Los Servicios Jurídicos del Govern interpretan que la norma estatal que obliga a llevar mascarilla en espacios abiertos no supera la normativa vigente en Baleares, ha dicho Gómez en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con el Ministerio de Sanidad y las demás comunidades.

Según Gómez, el Ministerio de Sanidad admite que la nueva ley "ha quedado un poco fuera de contexto" y ha propuesto trabajar estos días en una propuesta técnica-jurídica, con participación de la comunidades autónomas, para poder tener una interpretación de la norma en el próximo Consejo Interterritorial por consenso.

"Desde Baleares entendemos que la normativa vigente son los acuerdos de noviembre y sucesivos que se han puesto en marcha y el decreto de presidenta que está en vigor, y que se pueden mantener las medidas porque nuestra normativa no se ha visto superada", ha explicado Gómez.

La norma estatal incluye una frase en su artículo sexto que especifica que "con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias", y que, consultados los Servicios Jurídicos del Govern, entienden que la normativa autonómica no se ha visto superada y "es la que se mantiene en vigor durante los días de Pascua".

A pesar de esta interpretación, Baleares participará en el grupo de trabajo y si hubiera que cambiar la semana que viene se haría una modificación. "Mientras tanto, mantenemos las medidas vigentes", ha asegurado.

Desde noviembre, la normativa autonómica indica que no es obligatoria la mascarilla en espacios naturales o al aire libre, fuera de los núcleos de población, y eso incluye playas y piscinas, "siempre que la afluencia de personas permita el mantenimiento de la distancia interpersonal de 1,5 metros".

"Se entiende que si uno va a la playa a hacer una reunión social con otro grupo de convivencia sí se debe llevar mascarilla. Si va con su grupo de convivencia o solo, no hace falta el uso de mascarilla si puede mantener la distancia de seguridad", ha añadido Gómez.

Tras esa norma, se especificó en otra que, en las reuniones sociales en playas y espacios abiertos, se ha de reducir la participación máxima a 6 personas de dos núcleos de convivencia como máximo y con mascarilla.

"Nosotros hemos hecho esta interpretación que entendemos que es válida y se puede mantener pero no podemos saber lo que pasará la próxima semana", ha dicho sobre si esta norma irá más allá de la Semana Santa. "Entendemos que hay cierta flexibilidad del ministerio porque de lo contrario habrían dicho que la ley es la ley", ha añadido.

(c) Agencia EFE