El balance cinco años después de la firma del Acuerdo de Paz en Colombia

En esta edición de Enlace vamos hasta Bogotá, la capital colombiana, para hablar sobre cómo se llegó al Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y la antigua guerrilla de las FARC y cómo se ha desarrollado el proceso, cinco años después de haber comenzado. Abordamos el origen de este movimiento insurgente y lo que llevó al Gobierno de Colombia a buscar la paz con este grupo. También damos un vistazo a los puntos negociados en el tratado y por qué no se han cumplido del todo hasta ahora.

Una de las características del conflicto armado en Colombia ha sido la pluralidad de actores que lo han alimentado. En el caso de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), este grupo afirmaba querer acabar con las desigualdades sociales y económicas, y además alcanzar una participación en la vida política del país. Pero su estrategia se basó en una lucha armada que, desde 1964 hasta 2016, provocó la muerte de miles de personas.

Tras décadas de violencia y varios intentos fallidos de diálogos entre el Gobierno y las FARC, en 2011 se retomaron las discusiones bajo el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Noruega y Cuba sirvieron como países garantes y después de cuatro años de discusiones, de un plebiscito en el que los colombianos no apoyaron la iniciativa y de una renegociación de lo pactado, finalmente se firmó un acuerdo el 24 de noviembre de 2016 que puso fin a media década de conflicto.

Este tratado significó el fin de 52 años de conflicto con el cese bilateral de las hostilidades en ambos bandos, las FARC dejaron las armas, se les dio la oportunidad de reiniciar su vida en la sociedad civil y también de tener una participación política en el Congreso. También se propuso una reforma rural integral para apoyar y transformar el campo colombiano.

Además, se inició el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos, se estableció una Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), una Comisión de la Verdad, una Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) y finalmente se concertó la implementación, verificación y refrendación del acuerdo final, es decir, garantizar que sí se está cumpliendo.

Sin embargo, muchos de estos puntos siguen sin cumplirse y tanto excombatientes como víctimas del conflicto reclaman aún su reparación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente