La bajada de las aguas deja un paisaje devastado y graves daños en la región búlgara de Plovdiv

500 toneladas de girasol y entre 200 y 300 toneladas de trigo ha sido destruidas. Aunque hay agua potable, no hay electricidad.

View on euronews