Baja la fiscalidad salarial media en la OCDE para capear con la covid

Agencia EFE
·2 min de lectura

París, 29 abr (EFE).- La fiscalidad sobre los salarios en los países de la OCDE se redujo de media en 2020 respecto al año anterior 0,39 puntos, hasta el 34,6 % de la remuneración bruta, en parte por políticas fiscales de los gobiernos para capear con la crisis económica de la covid.

En el informe difundido este miércoles, titulado "Tributando salarios", la OCDE toma como referente para calcular la llamada "cuña fiscal" a los solteros sin hijos que cobran el salario medio de su países respectivos.

Así, la bajada de la fiscalidad salarial en este segmento fue de 0,39 puntos, una reducción notable, pero aún lejos de las sucedidas en 2008 (0,84 puntos) y 2009 (0,52 puntos), las dos mayores desde que se inició la serie en el año 2000.

En el caso de una pareja -de la que solo trabaje uno- con dos hijos, la "cuña fiscal" se redujo aún más, el 1,15 puntos, hasta el 24,4 % de la remuneración bruta.

De los 37 países de la OCDE, 29 redujeron la "cuña fiscal". Esa bajada, de acuerdo con el organismo con sede en París, "se debe en parte a una caída del nominal salario medio en 16 países" y también "a cambios de naturaleza política", que incluyen medidas de exención fiscal y de ayudas en respuesta a la covid.

El concepto de "cuña fiscal", que incluye el tributo sobre la renta del empleado y las cotizaciones sociales que desembolsan las empresas por los trabajadores y descontando las ayudas familiares, lo utiliza la OCDE para conocer cómo la tributación y las ayudas sociales afectan a los ingresos de los hogares.

Los porcentajes más elevados de impuestos se constataron en Bélgica, con un 51,5 %, en Alemania, con un 49 %, seguido por Austria (47,3 %).

España se sitúa en la parte media-alta de la tabla, con el 39,9 % del salario medio (la OCDE lo calcula en torno a los 27.000 euros anuales), que representa una leve bajada del 0,12 puntos, basada en una reducción de los impuestos sobre las personas físicas.

En el otro lado, están Colombia (0 %), Chile (7 %), Nueva Zelanda (19,1 %) y México (20,2 %). En 2020, el asalariado con un suelo medio en Colombia no pagó impuestos sobre la renta, mientras que las contribuciones sociales para la pensión, la salud y el desempleo son facultativas.

Respecto a los costes de las empresas, Francia es el país en el que los empleadores pagan más en concepto de contribuciones a la seguridad social dentro de la OCDE, el 26,6 % del salario bruto del trabajador. España es de los países que están en primera línea, con un 20 %.

(c) Agencia EFE