Bailes, alegría y olor a sardinas, vuelve la fiesta de San Antonio a las calles de Lisboa

·1 min de lectura

Las fiestas de San Antonio se reanudaron en Lisboa, con una verbena que comenzó el domingo 12 de junio, sumiendo las calles en la alegría de los bailes populares y el olor de las sardinas asadas, tras dos años sin festejos por culpa de la pandemia de coronavirus.

El punto culminante es una competición entre los 20 distritos de la capital portuguesa, con desfiles y bailes que se celebran en la céntrica Avenida de la Libertad.

Se recupera también la tradición de las bodas colectivas, con 16 parejas que se casan este lunes 13 de junio, día de San Antonio, en la catedral de Lisboa, rindiendo así homenaje a la tradición casamentera de este santo, patron no oficial de la ciudad donde nació.

Y, como todos los años antes de la pandemia, cada distrito organiza fiestas durante todo el mes de junio, a las que suelen asistir alrededor de un millón de personas.

Unas celebraciones se llevan a cabo sin ninguna restricción sanitaria, las autoridades sólo recomiendan el uso de mascarillas en las reuniones multitudinarias.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente