Badosa: "Me gusta soñar en grande"

·3 min de lectura

París, 6 jun (EFE).- La española Paula Badosa vuelve a ser noticia en Roland Garros meses después de que su nombre resonara en los octavos de final de la arcilla parisiense, ya que este domingo logró un hito superior y se clasificó a los cuartos.

"Siempre he soñado, me gusta soñar en grande, trabajar cada día pensando que puedo estar en las rondas finales de los Grand Slam. Ahora solo me queda seguir trabajando y soñando", aseguró la número 35 del mundo poco después de derrotar a la checa Marketa Vondrousova, finalista de 2019.

Una victoria llena de cosas especiales. Porque le sitúa más alto que nunca en un Grand Slam, el tipo de torneos en los que quiere llegar lejos la jugadora de 23 años. Pero también porque le abre las puertas de nuevos retos.

Como alcanzar las semifinales, algo que logrará si vence a la eslovena Tamara Zidansek, 85 del ránking, otra inesperada a estas alturas de la competición, la primera de su nacionalidad que llega tan alto en un grande.

"Es una jugadora muy dura, le gusta mucho la tierra, se siente cómoda. La conozco bien, coincidimos en júniors, voy a tener que estar muy preparada si quiero ganar", dijo la española.

Badosa reconoció lo especial de la victoria lograda en su primer partido jugado en la pista Suzanne Lenglen, la segunda en importancia del complejo, lo que le hizo salir "con los nervios a flor de piel".

Destacó la relación especial que mantiene con su entrenador, Javier Martí, a quien responsabilizó de la mejora de su juego en los últimos meses.

"Creo que el motivo es que me entiende bien, porque hemos tenido trayectorias parecidas. Cuando él era joven le comparaban con Nadal y a mí con Sharapova. Con 18 años es difícil gestionar esas expectativas y él me entiende mucho y me ayuda a gestionarlo", comentó.

Con 17 victorias en tierra batida, donde solo ha perdido dos partidos, Badosa se convierte en una de las posibles sorpresas para la victoria final.

Ese balance le hizo llegar con muchas expectativas a Roland Garros, lo que ha necesitado de un trabajo psicológico para no verse superada.

"Si lo controlo es gracias a mi entrenador, porque me entiende al cien por cien. Que él haya vivido algo parecido es importante para que te entienda mejor", dijo.

La clave del trabajo es mantener "lo simple". "Cuando tienes muchas expectativas la cabeza se te va más allá de lo que debes. Es el trabajo que está haciendo Javi, espectacularmente bien, día a día, partido a partido, punto a punto, incluso los días que no tengo partido. En los Grand Slam siempre hay nervios, y buscamos intentar mejorar cada día un poco", comentó.

Por eso, muchas veces a lo largo del partido su mirada se gira hacia la de su entrenador en la grada. No hace falta más, solo que se crucen sus miradas.

"Busco en su mirada seguridad. Cuando hay partidos con presión, la persona que más te conoce es tu entrenador. Busco la mirada y me da seguridad, hemos trabajado la parte mental y solo con mirarlo me tranquiliza, me despeja un poco. Son trucos, tenemos muy buena conexión y eso me tranquiliza bastante", señaló.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente