La bachata es el ritmo de moda en el mundo: palabra de Rosalía

·5 min de lectura

A las seis de la tarde de este jueves los seguidores de Rosalía en España han podido disfrutar del estreno de La Fama, el primer single del nuevo disco de la artista catalana. La canción, interpretada junto al rapero americano The Weeknd, aleja a la artista catalana de los sonidos made in Spain de su disco anterior, El mal querer. Para sorpresa de muchos, la intérprete de Malamente ha decidido probar suerte con los ritmos caribeños, concretamente con la bachata.

Al parecer, Rosalía es una de las miles de devotas en el mundo de este género musical y hace sólo unos días compartía en Spotify una playlist con sus 50 bachatas preferidas. En ella, además de grandes éxitos de los bachateros actuales, recuerda a los clásicos de estas melodías dominicanas, como Frank Reyes, Joe Veras o Luis Vargas.

Rosalía no es la primera artista española que en los últimos tiempos ha recurrido a este género. Hace sólo unas semanas que C. Tangana lanzó junto a Nathy Peluso Ateo, una sensual bachata cuyo vídeo dio mucho que hablar por haberse grabado dentro de la Catedral de Toledo. Otro que también ha decidido sumarse a esta moda musical ha sido el puertorriqueño Ozuna. El pasado 4 de noviembre presentó junto a Anthony Santos, uno de los maestros del género, la canción Señor Juez.

“Imagino que esta canción de Rosalía y The Weeknd será la que reviente la bachata en todo el mundo”, afirma Miguel Tébar, crítico musical y activista cultural. Aunque se muestra satisfecho por el buen momento por el que pasa este ritmo caribeño, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2019, Tébar recuerda que ya tuvo su “momentazo” a finales de los 80 y principios de los 90 con Juan Luis Guerra y el disco Bachata Rosa. “Entonces fue cuando explotó en los países de habla hispana la bachata melódica, la de Burbujas de amor y Bachata rosa”.

Años después del fenómeno iniciado por el cantante dominicano, tomó el testigo el grupo Aventura, una banda formada en el Bronx (Nueva York) y liderada por Romeo Santos, quien después emprendería carrera en solitario. “Que estas melodías lleguen a un mundo no hispanoparlante me parece un hito y un logro. Y eso se lo de deben, especialmente, a Romeo Santos”, explica Miguel. El músico, conocido como El rey de la bachata, es un verdadero embajador de la música latina en el mundo. “Me quedé prendado cuando vi a Romeo Santos en directo. Es un incendiario. Lleva una banda de más de doce músicos: suenan los metales, los timbales y bongos, las cuatro o cinco voces, el güiro rascando… Y la letra enamora. ¡A mí es que se me van los pies!”.

A Santos le ha salido en los últimos años un potente rival, Prince Royce, al que apodan El príncipe de la bachata. También neoyorkino, Royce ha cantado y colaborado con las grandes estrellas de la música latina como Shakira, Zendaya, Maluma o Marc Anthony, y sus canciones suenan en todas las discotecas del planeta.

El baile más sensual

El furor por la bachata no es sólo cuestión de música, también lo es de baile. Un baile que se considera uno de los más sensuales, pues la pareja baila pegada y los movimientos de las caderas adquieren todo el protagonismo. La cadencia básica es sencilla: cuatro pasos que se marcan en los cuatro tiempos del compás. A partir de ahí, variantes y figuras que involucran todo el cuerpo lo convierten en una de las coreografías más populares del mundo.

“Bailar bien bachata no es sólo saber ejecutar los movimientos”, aclara Miguel Díaz, profesor de bailes latinos en Tenerife. “Es interpretar la música. Es la suma de la técnica y la musicalidad de nuestros movimientos”, insiste el profesor. Para su compañero Gustavo Lozano, el secreto para ser un gran bailarín de bachata pasa por perder el pudor, adquirir la técnica en la academia, practicar mucho y escuchar mucha música.

La pregunta después es inevitable: ¿por qué se ha hecho tan famosa la bachata? Hoy por hoy, ¿es el baile caribeño más popular? “Bueno, la salsa tambien”, matiza Gustavo. “Lo que sí es verdad es que la bachata tiene más canciones de moda, son más comerciales. Romeo Santos, C. Tangana y Omar Montes, por ejemplo, le han dado mucha fama y la han actualizado”, puntualiza.

Coincide plenamente con ellos Pedro Gea, director de la escuela de danza Así se baila en Barcelona: “La fuerza de la bachata viene porque hay mucha producción musical: por cantautores, por grandes artistas que prueban con el género y por covers, versiones bachatareras de canciones muy conocidas”.

Reconoce Gea que la demanda de clases ha crecido en un 70% en los últimos siete años, coincidiendo con el auge de Romeo Santos. “Aunque las cosas empezaron a cambiar hace 15 años. Antes todo era mucho más pequeñito y la comunidad era, principalmente, dominicana. Al haber mucha más producción, los alumnos se han diversificado”, explica.

Además, como señala Gea, esa ‘invasión’ también ha sido posible gracias a YouTube, Facebook e Instagram: “Ahora hay muchos más medios para aprender a bailar bachata y esto ha hecho que el conocimiento sea mucho más accesible y la gente pueda aprender fácilmente”.

Y sí, en el mundo bachatero también han surgido influencers que a través de sus redes sociales han convertido un baile en todo un movimiento. Es el caso de Korke y Judith, una pareja de bailarines de Cádiz a los que se considera creadores de una de las escuelas de moda en el género, dentro y fuera de nuestras fronteras: la bachata sensual.

Esta modalidad surgida en España, aunque no únicamente, protagoniza sesiones, encuentros, congresos y fiestas que atraen a miles de bailarines ansiosos de poner a ondear sus caderas y, como confirma Gea, entre ellos muchos jóvenes. “Desde luego, este es un género que crece y al que la gente joven le encaja muy bien porque su cuerpo puede asimilar esos conocimientos y registrarlos fácilmente”, insiste. Aunque también aclara, desde su punto de vista, este no es el baile más sensual del mundo: “Para mí puede ser un tango bien bailado o una kizomba bien bailada. Creo que la sensualidad tiene que ver más con lo que emana la persona, con las emociones que expresa el bailarín”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente