Una 'baby shower' acaba a tiros por culpa de los regalos

·2 min de lectura

Tres heridos de bala y el padre del bebé detenido. Ese es el balance de una baby shower realizada en un parque de bomberos de Pensilvania (Estados Unidos) que acabó en tiroteo tras una discusión por los regalos realizados durante la misma, según informa Tribune-Review, medio que adelantó la identidad del sospecho del suceso.

Tres de los invitados resultaron heridos de bala y tuvieron que ser trastalados al hospital. (Foto: Getty Images)
Tres de los invitados resultaron heridos de bala y tuvieron que ser trastalados al hospital. (Foto: Getty Images)

John Marhefka, jefe de policía de Lower Burrell, compareció ante los medios para informar de lo ocurrido la tarde de este sábado en el parque de bomberos de Bomberos de Kinloch, desde donde recibieron una llamada poco después de las seis de la tarde para informar de un tiroteo ocurrido en sus instalaciones. Al parecer, aclaró el agente, es habitual realizar eventos como el que desencadenó la disputa en el lugar.

Todo habría comenzado con una riña entre los padres del bebé a cuenta de los regalos y el transporte de los mismos. En el curso de la misma, recoge el informe, este se volvió ‘abusivo’ con la mujer y cuando varios de los presentes intentaron mediar la pelea se convirtió en física. En un momento dado el ahora detenido sacó su arma y realizó al menos dos disparos. El tercero se cree que pudo deberse al forcejeo mantenido con varios invitados que intentaban quitarle el arma de las manos.

Esa bala perdida sería la que hirió a una mujer de 19 años en la pierna. Los otros dos disparos afectaron a un hombre de 23 años en el torso y a un adolescente de 16 en la nalga. Ninguna de las heridas, ha aclarado el jefe de policía, hace temer por la vida de quienes la sufrieron. Los tres fueron trasladados al hospital para recibir atención médica. Sobre su estado, aclaró también que llegaron conscientes y en ambulancia.

Marhefka, en su rueda de prensa, ha querido dejar claro que no se trató en ningún momento del acto de un tirador, sino que siempre fue “un incidente familiar aislado”. El detenido como sospechoso, de 25 años y que se entregó sin oponer resistencia, se enfrenta a cuatro cargos de agresión agravada y uno de poner en peligro de manera imprudente a otra persona. Desde Tribune-Live informan que actualmente se encuentra en prisión, con una fianza impuesta de 250.000 dólares (213.573,75 euros) y que deberá comparecer ante la jueza el próximo 28 de septiembre. 

En el intento por arrebatarles el arma participaron tres hombres, dos de los cuales resultaron heridos de bala. Una vez que consiguieron quitársela, esperaron a la llegada de la policía dejándola lejos de su alcance. Esta sería una “una pistola semiautomática de nueve milímetros”. A la baby shower habían acudido 25 personas entre familiares y amigos. 

EN VÍDEO | Al menos ocho muertos y seis heridos en un tiroteo en la universidad de Perm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente