Babi Yar: 80 años después de la masacre nazi, sus fantasmas aún atormentan a Ucrania

·6 min de lectura

Hace 80 años, unos 34.000 judíos fueron asesinados en un barranco de la capital ucraniana Kiev, en lo que se considera el mayor asesinato masivo de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Luego fueron enterrados en fosas comunes y sus cuerpos quedaron perdidos para el olvido.

Más horrores siguieron a los asesinatos masivos del 29 y 30 de septiembre, ya que los nazis continuaron acorralando a judíos, enfermos mentales y prisioneros soviéticos durante los años siguientes, acabando con un total de 200.000 vidas en Babi Yar.

Sin embargo, este punto oscuro de la historia no se ha olvidado. Tras el colapso de la Unión Soviética, Ucrania lo ha recordado con monumentos civiles como una lección del pasado. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, depositó flores al pie del monumento de la Menorah, y está prevista otra ceremonia para el 6 de octubre.

"'Babi Yar': dos palabras breves que suenan como dos cortos disparos, pero que conllevan largos y horribles recuerdos de varias generaciones", dijo Zelenski ante el monumento.

Anatoly Podolsky, director del Centro Ucraniano de Estudios sobre el Holocausto en Kiev, dijo a Euronews que la población judía y otras personas no tenían ni idea de lo que se avecinaba por aquel entonces, debido a la falta de información sobre las atrocidades nazis y el antisemitismo tan temprano en la guerra.

Eso se debió al Pacto de No Agresión Germano-Soviético, el llamado Pacto Molotov-Ribbentrop, firmado entre la Alemania nazi y la Unión Soviética en 1939.

"A lo largo de los años, he hablado con muchos de aquella época, y no lo habían visto venir. Durante la ocupación alemana en la Primera Guerra Mundial, muchos dijeron que los trataron bien. Por lo tanto, no esperaban que estas atrocidades ocurrieran en la Segunda Guerra Mundial", dice Podolsky, quien afirma que la Unión Soviética no informó a la población local de Kiev ni de Ucrania en general sobre lo que se avecinaba.

Los pocos que sobrevivieron

Una de las supervivientes de Babi Yar fue Dina Pronicheva, a quien se le ordenó bajar al barranco y desnudarse antes de que empezaran los disparos. Evitó el destino de muchos otros saltando antes de los disparos y haciéndose la muerta entre los cadáveres.

Gritó cuando los soldados de las SS nazis empezaron a cubrir las tumbas.

"A su alrededor había fascistas armados con metralletas, policías ucranianos y perros feroces dispuestos a despedazar a un ser humano", declaró después de la guerra.

"Me hice pasar por muerta. Los que habían sido asesinados o heridos yacían debajo y encima de mí; muchos aún respiraban, otros gemían...De repente oí el llanto de un niño y el grito: "¡Mamá!" Me imaginé a mi niña llorando y me puse a llorar yo también".

"Estaba oscureciendo. Los alemanes armados con metralletas se paseaban por allí, acabando con los heridos. Sentí que alguien estaba encima de mí, pero no di ninguna señal de estar viva, aunque era muy difícil. Luego sentí que nos cubrían con tierra".

"Cerré los ojos para que la tierra no se me metiera en ellos, y cuando se hizo la oscuridad y el silencio, literalmente el silencio de la muerte, abrí los ojos y me quité la arena de encima, asegurándome de que no había nadie cerca, de que no había nadie alrededor, de que nadie me observaba", dijo Pronicheva.

Unas 29 personas sobrevivieron a Babi Yar, y Podolsky dice que la masacre sigue teniendo un impacto significativo en los judíos y en otras personas que viven en Ucrania hoy en día. Muchos judíos, que huyeron de su patria, nunca regresaron, y el día es una forma de recordar la historia, señala esta superviviente.

Yaakov Dov Bleich es el rabino jefe de Ucrania y vicepresidente del Congreso Judío Mundial. Dice que recordar es vital para todos.

"Esto no es sólo cosa de judíos; fue un crimen contra la humanidad. Podrían haber sido médicos, enfermeras, ingenieros. Eran personas. Fueron asesinados por ser judíos, pero el significado es para todos por el odio".

"Aniquilar a toda una comunidad en dos días es algo que nos resulta muy difícil de entender, incluso hoy, 80 años después", dice Bleich.

La lucha por la historia

El Gobierno ucraniano planea construir un Centro Conmemorativo del Holocausto en Kiev, que no está recibiendo el apoyo de todos en Ucrania.

Podolsky dice que la construcción es controvertida porque el Gobierno está cooperando con una organización rusa, mientras que Bleich dice que los planes son buenos, ya que las familias y el mundo tendrán un lugar para llorar.

"Decenas de miles de personas murieron. Cientos de miles o millones tienen familias que murieron allí. No tenían un lugar donde ir a rezar; hay cientos de miles de personas sin lápidas", dijo Bleich, "esto da cierre y paz".

Aunque los ucranianos están de acuerdo sobre las atrocidades de Babi Yar, la historia de los nazis y su ocupación en general es un tema controvertido en Ucrania, cuando se trata de otros temas de la guerra. Esto se debe en parte a la opinión de algunos ucranianos sobre figuras controvertidas como Stepan Bandera, explica Podolsky.

El Gobierno ucraniano está considerando otorgar el título de "Héroe de Ucrania" a Bandera porque luchó por la independencia de Ucrania en los años 1930 y 1940, pero para otros es un criminal de guerra antisemita que cooperó con los nazis. Su movimiento está acusado de haber matado hasta 100.000 judíos y polacos durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, Bandera estuvo encarcelado varios años durante las atrocidades.

"Tenemos que ser abiertos sobre nuestra historia y el papel de gente como Bandera en la Segunda Guerra Mundial", explica Podolsky, "es un héroe para algunos, y tenemos que ser abiertos sobre el propio papel de Ucrania. Creo que las atrocidades de Babi Yar, en las que todos estamos de acuerdo, pueden ser una forma de alejarnos de la comprensión nacionalista ucraniana y también soviética de nuestra historia y pasar a una comprensión más liberal y abierta".

Bleich dice que Ucrania tiene que lidiar con el legado de gente como Bandera, pero afirma que Ucrania ha recorrido un largo camino, y que no hay mucho antisemitismo en Ucrania. Recientemente, Ucrania también aprobó una nueva ley que prohíbe el antisemitismo.

"Es importante conseguir el equilibrio y entender cuál es la heroización que él (Bandera) hizo. Y tenemos que ser capaces de decir que hicieron cosas que estaban mal. Algunos de estos héroes participaron en crímenes contra la humanidad, y Ucrania tiene que decidir a quiénes quiere como héroes".

"Es importante tomar todo en el contexto adecuado. Para eso necesitamos historiadores. (Para responder) cómo, por qué y qué pasó. Algo en lo que Ucrania también está trabajando, pero les está llevando tiempo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente