Aznar se suma a Rajoy como testigo para el juicio de la caja B del PP

GRAF1El expresidente del Gobierno José María Aznar. EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo

Madrid, 11 feb (EFE).- El expresidente del Gobierno José María Aznar es otro de los testigos admitidos por la Audiencia Nacional para que comparezca en el juicio del caso Bárcenas, relativo al presunto pago de las obras de la reforma de la sede nacional del partido en la calle Génova con dinero de la caja B del PP.

Aznar, que será la primera vez que tenga dar explicaciones ante un tribunal por la caja B del PP. Se suma así a la larga lista de testigos admitidos para declarar en este juicio, en el que también se citará a su sucesor Mariano Rajoy.

La citación de Aznar para este juicio ha sido solicitada por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), la misma que consiguió que se llamara a declarar como testigo a Rajoy en el juicio a la primera época de Gürtel (1999-2005), convirtiéndose en el primer presidente en activo en testificar ante un tribunal.

De hecho, tanto ADADE como Izquierda Unida, acusaciones en este juicio para el que aún no hay fecha, son las que han reclamado la citación de Rajoy así como la de la cuatro secretarios generales del PP, entre ellos María Dolores de Cospedal.

Entre la lista de testigos de ADADE, a la que ha tenido acceso Efe, figura también el exvicepresidente económico Rodrigo Rato, actualmente en prisión por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid, así como el exministro de Justicia José María Michavila y el que lo fuera de Defensa Federico Trillo.

Entre los empresarios cuya comparecencia ha reclamado esta acusación destaca el presidente de Mercadona, Juan Roig, quien en su día negó ante el juez los pagos que aparecen a nombre de su empresa en los papeles de Bárcenas.

En el juicio por el caso Bárcenas, basado en los famosos papeles del extesorero, también serán llamados como testigos por parte de ADADE otros empresarios solicitados también por IU, como Juan Miguel Villar Mir (OHL), Luis del Rivero (expresidente de Sacyr Vallehermoso), José Mayor Oreja (FCC), Alfonso García Pozuelo (Constructora Hispánica) y Rafael Palencia (Dregemont Iberia), quien, en una grabación que supuestamente le hizo en 2008 un imputado en Lezo, presuntamente reconocía haber realizado un pago al PP de 30.000 euros

La sentencia de Gürtel, que provocó la caída del Gobierno de Rajoy al prosperar la moción de censura del PSOE, señalaba que tanto el expresidente del Gobierno como los secretarios generales del PP que testificaron (y cuya citación ha sido también admitida) -Javier Arenas, Ángel Acebes y Francisco Álvarez Cascos- se escudaron en "la falta de credibilidad de dichos papeles" y negaron la existencia de una caja B en el partido.

Sin embargo, el tribunal, haciendo suya la argumentación de la Fiscalía, consideró que de haberlo admitido, eso "significaría reconocer haber recibido" las cantidades apuntadas en los papeles de Bárcenas, "en cuanto que supondría reconocer la percepción de pagos opacos para la Hacienda Pública", que si bien "no son delictivos, pudieran ser considerados por los testigos como merecedores de un reproche social".

Por eso, concluyeron que su testimonio no aparecía como suficientemente "verosímil para rebatir la contundente prueba existente sobre la caja B del partido".

En este juicio, al igual que en el de Gürtel, el PP está acusado como partícipe a título lucrativo por el pago parcial en negro de los 888.000 euros que costó la reforma, por lo que ha tenido que prestar antes de la vista oral una fianza de 1,2 millones de euros.

La Fiscalía no vio delito tributario del PP en las donaciones de empresarios reflejadas en los papeles de Bárcenas, aunque considera al partido responsable civil por los presuntos pagos en negro, que atribuye al extesorero, que está cumpliendo una condena de 33 años de cárcel por Gürtel, y para el que pide 5 años de prisión.

Junto a él se sentarán en el banquillo el ex gerente del PP Cristóbal Páez y tres responsables del estudio de arquitectura que hizo las obras en la sede de Génova.EFE