Aznar prometió en el 2000 transferir Tráfico a Navarra, algo que la derecha tilda ahora de "vergüenza"

José María Aznar, junto a la entonces alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y el presidente de Navarra, Miguel Sanz, en 2004.
José María Aznar, junto a la entonces alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y el presidente de Navarra, Miguel Sanz, en 2004.

José María Aznar, junto a la entonces alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y el presidente de Navarra, Miguel Sanz, en 2004.

Carlos García Adanero, exdiputado de UPN, ahora en el Grupo Mixto como no adscrito tras saltarse la disciplina de voto de su partido, ha puesto en pie al PP y al partido de extrema derecha Vox con sus críticas al Gobierno por la transferencia de las competencias de Tráfico a Navarra.

“Eso es una indignidad, es hacer política de miserables”, ha vociferado García Adanero mientras los diputados de la derecha, en pie, le aplaudían.

Forma parte de las críticas que está recibiendo el Gobierno por parte de los partidos de la derecha, como las que ha expresado el vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons, que ha asegurado que Bildu es un “compañero indeseable” con el que un demócrata no se debería sentar “jamás” a negociar lo que tenga que ver con la Guardia Civil, la Policía Nacional o el Ejército. A su entender, “no vale todo” para sacar adelante unos Presupuestos Generales del Estado.

Todo por el pacto del Gobierno con Bildu para los Presupuestos que incluye, entre otras medidas, transferir la competencia de Tráfico a Navarra antes del 31 de marzo de 2023.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explicó en el Senado este martes que esta medida forma parte de su “compromiso con el autogobierno en Navarra”.

Un compromiso que el Estado mantiene con esta región desde el año 2000, cuando el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, prometió que esta región asumiría las competencias exclusivas en materia de Tráfico y su gestión civil en el periodo 2000-2001.

Así lo anunció el presidente navarro de entonces, Miguel Sanz, de UPN, partido aliado del PP, tras reunirse en abril del año 2000 con el entonces jefe del Ejecutivo.

Sobre este compromiso que adquirió entonces el PP, González Pons asegura que “muchas veces no es qué se negocia sino con quién se negocia”.

“Si hay alguien con quien no hay que negociar jamás nada que tenga que ver con la Policía Nacional, la Guardia Civil o el Ejército es con Bildu. Es un problema de entrañas democráticas”, ha dicho el dirigente del PP.

En 2013, el entonces alcalde de Vitoria, actualmente portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, defendía llegar a acuerdos con Bildu. “No me tiemblan las piernas para llegar a acuerdos con nadie. Y creo que eso es bueno. Ojalá sucediese en más foros. Ojalá cundiese el ejemplo”.

En una entrevista en TVE, llegó a decir que en esta formación abertzale “hay mucha gente en Bildu que ha pretendido la paz desde el principio”.

Los Guardias Civiles piden una solución

Varias asociaciones de la Guardia Civil han reclamado una “solución” para los más de 200 agentes que se verán afectados por la transferencia de las competencias de Tráfico a Navarra tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y EH Bildu, en el que se ha establecido como fecha límite para esa transferencia el 31 de marzo del próximo año.

La asociación mayoritaria en el Consejo de la Benemérita, Jucil, ha destacado que muchos de esos agentes nacieron o residen desde hace años en Navarra, y esta “decisión política” les puede obligar a cambiar de destino o domicilio, además de “afectar a la seguridad” de los ciudadanos.

El portavoz de Jucil, Agustín Leal, ha señalado que el Gobierno ha firmado este acuerdo para “conservar la precaria posición que les permite seguir en el poder” y los primeros perjudicados son los efectivos de la Guardia Civil de Tráfico destinados en la Comunidad Foral.

Por su parte, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha exigido al Ministerio del Interior que dé explicaciones “urgentes” sobre lo que consideran un “chantaje” y que informen a los agentes afectados sobre cuál será su nueva situación laboral.

“A día de hoy, Interior no ha comunicado a los guardias civiles si van a tener opciones a la pasarela para ingresar a la Policía Foral o van a asignar preferentes para ocupar nuevos destinos por el perjuicio ocasionado”, ha asegurado el portavoz de AUGC, Pedro Carmona.

También ha reaccionado al acuerdo presupuestario la Asociación Pro Guardia Civil, quien se ha preguntado por los “informes técnicos” que justifican la transferencia de las competencias de Tráfico a Navarra.

Asimismo, han denunciado que la Benemérita vuelve a ser “moneda de cambio” por “luchas políticas”.

TE PUEDE INTERESAR