Aznar podría fundar un partido y robar 37 diputados al PP de Rajoy

Mariano Rajoy y José María Aznar en un acto de las FAES

Era el movimiento lógico. Después de renunciar a la presidencia de honor del PP, José María Aznar se ha encontrado con la vía libre para criticar a su presidente, Mariano Rajoy. No es que el expresidente del Gobierno se haya moderado mucho en estos últimos años de discrepancias, pero ahora camina sin el freno de mano echado. Por eso el vallisoletano ha arrancado 2017 criticando sin ambajes las concesiones del Gobierno de Mariano Rajoy en sus primeros pactos con otros partidos. Fiel a su estilo, Aznar no admitió preguntas de la prensa, pero sí que supo darles material para hacerse un hueco en las portadas:

-“El principal riesgo que afecta a la sostenibilidad de la recuperación económica es el riesgo politico interno”

-“Rajoy debe retomar una agenda reformista que a mi juicio está incompleta”.

-Es perjudicial “la tendencia” a que “los pactos se cierren con aumentos de gasto y compromisos que no incluyen reformas de calado”.

-“No es bueno de que se asiente la creencia de que la unica forma de reducir el déficit publico es subir los impuestos”, ni que “se vea el déficit como elemento generador de crecimiento y empleo”.

-“Estoy en contra de proponer el recurso a la deuda como solución a un problema de sostenibilidad estructural del sistema de pensiones“.

Tanta crítica ha alimentado el rumor de que José María Aznar podría estar meditando la creación de un nuevo partido político. Su entorno cercano lo descarta, pero Mariano Rajoy debe andarse con ojo ya que el tirón de Aznar se mantiene intacto a pesar de que lleva más de 12 años alejado de la política.


Para dar fe de ello basta con echar un vistazo al sondeo encargado por El Español que afirma que hasta un 15% de votantes (3,9 millones) estaría dispuesto a depositar de nuevo su confianza en otra formación política que abanderara el exjefe del Ejecutivo. Ojo porque la proyección de datos señala que un nuevo partido con Aznar como líder podría alcanzar una representación parlamentaria de 51 escaños. Cuatro más de los que tiene a día de hoy Ciudadanos. No le serviría para salir elegido presidente del Gobierno, pero quien quisiera serlo debería contar con él como socio. Vamos, que Aznar podría vengarse de Rajoy haciéndole pasar por el aro.

Porque el partido al que más votos robaría el hipotético proyecto de Aznar sería al PP (el 20%). Pero también sacaría de casa al 16,1% de los españoles que se abstuvieron en los últimos comicios. Ya llevamos tres millones de votos. A eso habría que sumarle el robo del 5,3% de sus votos a Ciudadanos.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines