Azerbaiyán vuelve a brillar en la tercera jornada de Grand Slam de judo de Bakú

El tercer día del Grand Slam de Bakú fue un éxito más para el país de acogida. Zelym Kotsoiev fue el héroe del día, completando una fantástica actuación del equipo de judo de Azerbaiyán, asegurando la conquista de otro oro para Bakú. Una fantástica maniobra de pies puso al público en pie.Azer Aliyev, Secretario General del Comité Olímpico de Azerbaiyán, entregó las medallas.

"El público me motivó mucho cuando salí al tatami, enseguida sentí este ambiente increíble. No era una opción perder, y ganar la medalla de oro en el año del 50 aniversario del judo en Azerbaiyán me llena de orgullo", destacaba Zelym Kotsoiev tras el triunfo

Los niños han abarrotado este estadio durante todo el Grand Slam, animando a sus héroes. Hoy uno de esos jóvenes aficionados ha tenido la oportunidad de su vida. Muhammed Shahverdili, de 8 años, se enfrentó al excampeón del mundo y medallista de plata olímpico Saeid Mollaei en el último bloque del Grand Slam de Bakú. El joven tiene nada menos que al campeón olímpico de Azerbaiyán y auténtico héroe del judo Elnur Mammadli como entrenador. Todos los asistentes disfrutaron de un maravilloso momento de amistad y diversión, y fue una hermosa manera de celebrar los 50 años del judo en Azerbaiyán.

En menos de 78 kg, la italiana Alice Bellandi volvió a mostrarse en forma después de un decepcionante Campeonato del Mundo. Una fantástica combinación de ataques le valió el oro y la hizo volver a la increíble racha que ha mostrado durante todo el año. Skander Hachicha, director deportivo de la Federación Internacional de Judo, le entregó la medalla.

"Ha habido un buen ambiente, la gente ha estado animando, a la gente le encanta el judo. Y es muy bueno poder hacerse fotos y realizar entrevistas, la gente dice: "¿puedo hacerme una foto contigo?" Es genial", destacaba Bellandi.

En menos de 90 kg, el veterano Marcus Nyman volvió a tener éxito en su regreso a la élite del judo, derrotando a Nemanja Majdov con una fantástica barrida de pies. Vlad Marinescu, director general de la Federación Internacional de Judo, le entregó la medalla.

En más de 78 kg, Milica Zabic ganó el único oro del torneo para Serbia. En la final derrotó a Rochele Nunes, de Portugal. Las medallas fueron entregadas por la Lisa Allan, miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional.

En más de 100 kg, Temur Rakhimov, de Tayikistán, ganó su primera medalla de oro en un Grand Slam, demostrando un hermoso judo en la final contra el uzbeko Alisher Yusupov. Las medallas fueron entregadas por el director de Arbitraje de la Federación Internacional de Judo, Ki-Young Jeon.

Como si no bastara el atesorar oros en los tres días del torneo, todo el resto del equipo local estuvo muy activo todo el día, mostrando el orgullo de celebrar con éxito los 50 años de judo de su país.